martes, 23 abril 2019
08:08
, última actualización
Local

Los insultos llegan a los tribunales

Pleno tras pleno del Parlamento se percibe que el debate de las ideas pierde espacio en favor de los ataques personales. En este contexto es en el que el PP anunció ayer que el Tribunal Supremo ha admitido a trámite la demanda que Javier Arenas presentó contra Luis Pizarro. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:33 h.

TAGS:

Pleno tras pleno del Parlamento, se percibe que el debate de las ideas pierde espacio en favor de los ataques personales. En este contexto, el PP anunció ayer que el Tribunal Supremo ha admitido a trámite una demanda que Javier Arenas (PP) presentó contra Luis Pizarro (PSOE).

El origen de la denuncia son unas declaraciones en las que el vicesecretario general del PSOE-A llamaba al líder popular "matón de discoteca". Eso lo dijo el 10 de julio y a finales de septiembre, según el PP, Arenas presentó una demanda para proteger su honor.

La admisión a trámite se produjo a finales de octubre -según fuentes del PP, ya que el texto de la demanda no fue facilitado a los medios-, pero el principal partido de la oposición esperó hasta ayer para informar del procedimiento. Consideró que era el momento oportuno de hacerlo porque así daba cuenta de su intención de ampliar la iniciativa con otras declaraciones de Pizarro en las que, el pasado lunes, llamó "desequilibrado" a Arenas. Le recetó que fuese al psiquiatra, un paso más que el dado por Manuel Chaves que, el jueves pasado, le mandó al psicólogo. "El problema de Arenas es que tiene guante de hierro y mandíbula de cristal", decía ayer al respecto un portavoz del PSOE-A. En su partido, añadió, respetarán lo que diga la Justicia.

¿Hasta dónde se puede llegar? Si hay una idea ampliamente extendida es que las demandas entre políticos a cuenta del honor no tienen recorrido en los tribunales. Que los jueces optan por archivar este tipo de iniciativas porque acusado y acusador intercambian los roles con demasiada facilidad. "El catálogo de insultos personales de dirigentes del PP a los del PSOE les obliga a ser más comedidos", sostuvieron fuentes socialistas.

Lo cierto es que en esta nueva legislatura el tono del debate político se ha endurecido. ¿Tiene que ver con la recuperada rivalidad de Chaves y Arenas? El líder popular lo negaba ayer: "El problema de Chaves no es conmigo; es con la oposición, que le sobra", comentó en una intervención pública que es bastante ilustrativa de hasta dónde retuerce los argumentos el líder de los populares en su estrategia de desgaste.

El método enerva a los socialistas. ¿Que la Junta tiene 6.000 millones y realiza subastas financieras para lograr el mejor interés? Arenas dice que "Chaves juega a ser banquero y a imitar a Botín". ¿Que el consejero de Empleo advierte a la patronal de los despidos encubiertos por la crisis? Arenas critica que le "eche la bronca a los emprendedores y a las pymes". ¿Que se plantea una caja única? Arenas insinúa que Chaves la "impone" para presidirla cuando se jubile. Y si el presidente de la Junta anula la sesión de control del Parlamento para acompañar al Rey, Arenas dice que "no tiene sentido que se huya del debate por mucho uno que lo pase mal en el Parlamento y que se desquicie". No es la primera vez que una visita real coincide con la sesión de control y el líder popular ya ha pedido que le aclaren si hay intencionalidad detrás. Él, por lo pronto, ya ha sacado conclusiones: "A Chaves le sobra la libertad y especialmente la libertad de expresión".

  • 1