domingo, 16 diciembre 2018
02:19
, última actualización
Economía

Los inversores andaluces de fondos son más jóvenes y más precavidos

Inverco resalta la mayor cultura financiera y la vigilancia del dinero frente a los años previos a la crisis.

el 18 ene 2015 / 12:00 h.

TAGS:

Joven, con una escasa querencia por el riesgo, aunque tampoco es aversión, aspira a buenas rentabilidades aunque con pérdidas controladas, persiste en su decisión y destina en torno a los 20.000 euros. En número son más de lo que parece y en alza. Éste sería el perfil del partícipe andaluz en fondos de inversión, modalidad financiera de ahorro con 431.071 partícipes (aunque no coinciden exactamente con personas) en la comunidad autónoma, con un volumen total de recursos de 10.088 millones de euros en 2013. Los datos de la patronal del sector, Inverco, para el ejercicio 2014 aún no han sido publicados –se esperan para primavera–, pero su Observatorio, en colaboración con la consultora especializada en finanzas Front Query, acaba de difundir la que es su segunda radiografía de los inversores por regiones. Aunque suele ser gente con mucha cultura financiera, llama poderosamente la atención el hecho de que 9 de cada 10 partícipes conocen la categoría y, por tanto, las características del fondo en el que invierten, no claudicando al albur de una oferta cualquiera –en concreto, el porcentaje alcanza el 92 por ciento–. Eso sí, muestran una tendencia moderada, aunque cayendo. En efecto, el 26 por ciento se decanta por los fondos garantizados, esto es, aquellos que te aseguran como mínimo la rentabilidad inicial a una determinada fecha, como son los de renta fija –por ejemplo, deuda pública–. El 23 por ciento destina su patrimonio a la renta variable –por ejemplo, en acciones de empresas que cotizan en bolsa– y un 21 por ciento opta por los fondos mixtos –mezcla de los anteriores–. El porcentaje restante atañe a los fondos monetarios, los de inversión libre –los conocidos como hedge funds– o retorno absoluto, etcétera, más complejos que los precedentes. «No obstante, ese porcentaje andaluz en fondos garantizados se ha reducido sustancialmente con respecto a la anterior encuesta, cuando un 43 por ciento invertía en esta categoría», reseña el informe. Y eso tendría su lógica: en los tiempos de crisis, hay aversión al riesgo, y los recelos hacia los mercados hacen que se prefieran rentabilidades aseguradas aunque éstas sean escasas, mientras que la recuperación económica, cuyo primer reflejo es la bolsa, acentúa los perfiles aguerridos en la búsqueda de mayores rendimientos. El estudio describe el partícipe andaluz como una persona más joven que la media del Estado y con perfil prudente –«espera buenas rentabilidades, pero con riesgo de pérdidas controlado»– y que invierte hasta 20.000 euros desde hace más de tres años. De hecho, el 56 por ciento de los encuestados en la comunidad manifestó ser moderado, el 34 por ciento dijo ser conservador, siendo el 10 por ciento el porcentaje para quienes suelen ser más dinámicos. «Y se aprecia una mejora sustancial en el conocimiento de los partícipes andaluces sobre cómo funcionan los fondos de inversión y sobre las ventajas que ofrecen con respecto a otros productos, aunque debemos redoblar los esfuerzos para ampliar el conocimiento», comenta Ángel Martínez-Aldama, director del Observatorio Inverco. Por tanto, la encuesta sugiere la existencia de una mayor cultura financiera que en los años previos a la crisis económica, cuando muchísimas personas ejecutaban inversiones sin conocer la letra pequeña –y ni tan siquiera la grande– sobre dónde colocaban su dinero. En este cambio tiene también mucho que ver la edad de los partícipes, pues cuanto más jóvenes, menos asustados y mayor confianza en la bolsa. Así, la edad es inferior al promedio nacional. La mayoría (un 37 por ciento) se encuadra en la franja de entre 36 y 45 años, pero el 31 por ciento de los consultados está por debajo de los 35, mientras que en el conjunto del estado esta última tasa «solo alcanza el 19 por ciento». El informe refleja, asimismo, que se ha acrecentado el interés de los partícipes por la información que reciben de su fondo: cuatro de cada diez dicen que leen en detalle el folleto del producto, una cifra superior a la media española, que se sitúa en el 33 por ciento. El 78 por ciento, además, revisa la documentación financiera que recibe (son cinco puntos más que en la anterior encuesta) y, de este porcentaje, un 64 por ciento comprende esa información, 23 puntos más que en la encuesta elaborada en 2012. Un detalle más: un 22 por ciento de los partícipes andaluces compra sus fondos de inversión a través de dos o más entidades, cifra muy similar al estudio de hace dos años. Mientras más arriesgado, más entidades, mientras que los conservadores optan sólo por una gestora. 153.780 millones de euros conformaban el patrimonio de los fondos de inversión en España al cierre de 2013. Andalucía aportó el 7,08 por ciento, porcentaje aún bajo.

  • 1