lunes, 17 diciembre 2018
09:16
, última actualización
Cofradías

Los Javieres no arriesga

el 03 abr 2012 / 17:48 h.

TAGS:

Los dos pasos de Los Javieres en su templo.
Maruja Vilches no se pudo estrenar ayer con la vara dorada como primera hermana mayor de una corporación de penitencia en Sevilla. La experiencia del año pasado, cuando estaba dispuesta a poner la cofradía de Los Javieres en la calle mientras llovía, perduraba en la memoria de todos. Sin embargo, las predicciones meteorológica se lo pusieron muy fácil en esta ocasión.

El Cristo de las Almas y la Virgen de Gracia y Amparo se quedaban de nuevo en el interior de Omnium Sanctorum: “Dios lo ha querido así. Nosotros aceptamos su voluntad de buen grado. Todo sea para que todos seamos felices”, anunciaba a sus hermanos tras haber cumplido la hora de demora solicitada al Consejo de Hermandades arropada por todos los miembros de la junta de gobierno, junto al párroco.

Una saeta acompañó el rezo de una oración y del viacrucis con 15 estaciones que se celebró en el interior de la parroquia de la calle Feria. Después se abrieron las puertas, entre las 18.30 y las 20.30 horas, para que todos los interesados pudieran ver los pasos completamente montados.Dos años lleva esperando Maruja Vilches a estrenar la vara de oro en la Semana Santa de Sevilla. Esta vez también se lo ha impedido la lluvia, más bien las tormentas que han asolado Sevilla este Martes Santo. La hermana mayor de Los Javieres reunía a los hermanos de la cofradía de Omnium Sanctorum poco después de las 16.30 y confirmaba lo que la rumorología ya anunciaba minutos antes: la hermandad tampoco saldrá este 2012. Sin duda una triste noticia propiciada no sólo por las negras predicciones meteorológicas (confirmadas unas horas después tras la tremenda tormenta caída sobre la ciudad) sino también por la experiencia el pasado año. En 2011 intentaron hacer estación de penitencia a pesar del riesgo de lluvia, pero tan rápido salían la cruz de guía tuvieron que volver tras sus pasos y quedarse en su templo.

No obstante, de 18.00 a 20.00 horas permanecía abierta la iglesia para que todo el que lo quisiera rezara a sus imágenes, la Virgen de Gracia y el Cristo de las Almas, a quienes han dedicado una sentida saeta en el interior del templo.

  • 1