jueves, 21 marzo 2019
13:26
, última actualización
Local

Los jóvenes de La Alameda y Ciudad Jardín arreglan sus calles

Pertrechados con tijeras y palas, una veintena de jóvenes de La Alameda y Ciudad Jardín velan por que sus barrios luzcan como se merecen. Este trabajo forma parte de un programa que pretende despertar en ellos nuevas aptitudes e integrar estas zonas más vulnerables de Marchena.

el 15 sep 2009 / 18:26 h.

TAGS:

Pertrechados con tijeras y palas, una veintena de jóvenes de La Alameda y Ciudad Jardín velan por que sus barrios luzcan como se merecen. Este trabajo forma parte de un programa que pretende despertar en ellos nuevas aptitudes e integrar estas zonas más vulnerables de Marchena.

Un grupo de monos y chalecos fluorescentes inunda la barriada de La Alameda. Se trata de 20 jóvenes de este barrio y de Ciudad Jardín, todos alumnos de unos talleres de jardinería y albañilería que se imparten en el pueblo para ofrecerles oportunidades de inserción laboral.

Repartidos en dos grupos de 10, estos particulares jardineros y albañiles comienzan su jornada cada mañana a las 9.00 horas, cuando se dan cita en la sede de la asociación de vecinos para firmar el parte de asistencia y organizar el trabajo del día. "Los jóvenes saben qué trabajos deben realizar y se les marcan unos objetivos concretos que deben superar cada jornada", explica en la asociación de vecinos la monitora de jardinería, Trinidad Ruiz.

Los resultados saltan a la vista. Parques limpios, aceras arregladas y alegría en general. Los vecinos sienten los beneficios de estas obras y los monitores se enorgullecen de los resultados obtenidos. "Estoy muy satisfecha con la labor de mis alumnos y me estoy quedando maravillada con la habilidad de muchos con las tijeras", comenta su responsable.

Por su parte, los jóvenes se demuestran a sí mismos su valía como trabajadores. "La experiencia es muy buena y hacemos cosas que muchos no habíamos hecho antes y, además, aprendemos y mejoramos los barrios", comenta una de las alumnas de jardinería y delegada del grupo, María Isabel Díaz.

Estos cursos de tres meses de duración van dirigidos a jóvenes de entre 16 y 25 años de las citadas barriadas, pues no suelen finalizar la enseñanza secundaria obligatoria (ESO) y tienen más dificultades para acceder al mercado de trabajo y encontrar un empleo de calidad. "El objetivo es acercar a los chavales profesiones más prácticas para que les motiven y después sigan formándose", expone la mediadora social de la Diputación de Sevilla, Natalia Lacalle.

Estos talleres se enmarcan dentro del programa de actuación en zonas vulnerables de la institución provincial, que colabora con el Ayuntamiento de Marchena financiando un tercio del programa. Desde el año 2004 se viene trabajando en La Alameda y más recientemente, en 2007, en Ciudad Jardín. La respuesta es inmejorable. "Se apuntan muchos y nos vemos obligados a realizar un sorteo público para asignar las plazas", argumenta la concejal de Bienestar Social, Carmen Baco.

Los trabajos ya han comenzado en La Alameda y empezarán próximamente en Ciudad Jardín, pero ya se está pensando en 2009.

  • 1