Local

Los jóvenes se muestran hartos del sistema y viran a la derecha

El 57% de los alumnos encuestados en la Olavide reconoce estar “insatisfecho” con la democracia.

el 22 jun 2011 / 10:49 h.

TAGS:

El movimiento del 15-M no es fruto de la casualidad. La democracia muestra signos de "fatiga", que amenaza con ser crónica, desde meses antes. El segundo Upobarómetro que realizan los estudiantes de quinto curso de Ciencias Políticas de la Pablo de Olavide, dirigidos por el reconocido politólogo Francisco Llera , ya lo detectó en enero de este año. Fue entonces cuando se realizaron las 500 encuestas a alumnos matriculados en la Olavide cuyos resultados fueron presentados ayer.

En dicho estudio, el 57% de los encuestados reconoce estar "insatisfecho" con la democracia, nueve puntos más que en el anterior Upobarómetro, aclaró Llera. Pero este hartazgo no resta, sin embargo, apoyos a la actual Constitución, a la que volverían a votar el 59% de los universitarios. "No son antisistemas, en todo caso son reformistas", apuntó el catedrático, director del Euskobarómetro.

No sólo hay "malestar democrático". Hay hastío hacia los partidos políticos , la Iglesia, los sindicatos, las organizaciones empresariales y los medios de comunicación. Un dato: una exigua mayoría (42% de los encuestados) cree que sin los partidos no puede haber democracia, lo que supone un retroceso de 10 puntos en el último año. "Esto es nuevo y problemático", subrayó Llera, para el que el estudio de opinión deja en evidencia un "giro conservador de los estudiantes". ¿Cómo se explica este fenómeno si la mayoría se sitúa en una escala del uno al diez -donde el primero es la extrema izquierda y el segundo la extrema derecha- en un 4,8, por tanto, en el centro-izquierda?

Llera lo explica en el hecho de que declararse de derechas todavía "no está bien visto" y en que votar conservador es ahora una manera de castigar al partido que ostenta el poder. El PSOE sigue siendo el partido que más simpatía concita entre los universitarios, pero retrocede en beneficio del PP. Los dos partidos están ya casi parejos. Aunque ni Zapatero ni Rajoy aprueban, el jefe de la oposición es el que se percibe como virtual ganador de las generales (74%).

De hecho, la intención de voto corrobora un cambio de tendencia que ya se ha evidenciado en las últimas elecciones municipales , donde el mapa de España se ha teñido de azul. Un 21% de los encuestados dice que se decantará por el PP en las generales de 2012 frente al 20% que lo hará por el PSOE. Y si Rajoy se ve como el próximo presidente de España, en Andalucía Javier Arenas es el preferido (20%) para presidir la Junta tras un avance de cinco puntos que contrasta con el retroceso de José Antonio Griñán. Los jóvenes no se identifican ni con partidos ni con siglas pero tampoco con el estado de las autonomías, donde pese al apoyo del 51%, esta cifra supone una caída de 12 puntos en tan sólo un año.

"El universitario no sabe quién es. Se sitúa en el limbo sociológico, y eso es muy relevante", abundó Llera. Esta situación no hace a este colectivo más vulnerable a posibles manipulaciones ya que "parten de una posición crítica. No son carne de cañón. Lo que sí están es disponibles para cualquier opción política". En este punto, Llera recordó que en Europa se están implantando los neopopulismos que "chantajean al sistema".

  • 1