Local

Los jueces culpan al Poder Judicial de crear un vacío en los juzgados de Sevilla

El presidente del Alto Tribunal andaluz no se andó ayer con remilgos y criticó que el Consejo General del Poder Judicial haya dejado a cinco juzgados sin juez, debido a un concurso de traslado. Las vacaciones y varias bajas han agravado la situación.

el 15 sep 2009 / 11:58 h.

TAGS:

El presidente del Alto Tribunal andaluz no se andó ayer con remilgos y criticó que el Consejo General del Poder Judicial haya dejado a cinco juzgados sin juez, debido a un concurso de traslado. Las vacaciones y varias bajas han agravado la situación. Méndez de Lugo también pidió una reforma integra de la Justicia.

A perro flaco, todo se le vuelven pulgas, dice el refrán. Más o menos es lo que le está pasando a la cuestionada justicia sevillana, tras los errores del caso Mari Luz. El último concurso de traslado convocado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) provocó que cinco jueces -tres de Instrucción y dos de lo Penal- hayan pedido un cambio de destino -cuatro a la Audiencia y otro a un juzgado de Primera Instancia de Huelva-.

Los cinco magistrados se han incorporado al nuevo destino, quedando vacantes sus plazas. Hasta ahí, es la práctica habitual cuando se produce un concurso, con lo que hay que esperar al siguiente para que esas plazas sean ofrecidas.

Sin embargo, el problema está en que "nunca se había producido un traslado de cinco jueces", explicó ayer el decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester. A esta situación, de desbandada -casualmente el concurso se convocó tras el caso Mari Luz- se ha unido el que haya magistrados que aún están de vacaciones y otros de bajas, lo que ha provocado que no haya jueces sustitutos suficientes y que el propio decano haya tenido que celebrar juicios y acudir a las guardias de detenidos y al juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Méndez de Lugo reprochó ayer la "imprevisión" del Consejo, que ha provocado un "vacío" que "es la rémora de un Consejo del Poder Judicial que ha estado en funciones durante dos años" y demuestra una "falta de previsión, pues sabiendo que había un concurso a la Audiencia no previó la sustitución con suficiente antelación".

De hecho, en los juzgados afectados se están suspendiendo vistas, ya que los jueces de otros juzgados no pueden hacer frente a los juicios de estos órganos. Un obstáculo más para la ya saturada Justicia y que a buen seguro se dejará sentir en el número de asuntos pendientes por resolver, que, a final del primer trimestre se situaba en 3.252 en el caso de los penales y en 11.221 en Instrucción. A esto hay que sumar las sentencias pendientes de ejecutar, que son 1.649 para estos últimos y de 7.105 en el caso de Penal.

Según Méndez de Lugo, la situación se puede demorar hasta "al menos cuatro meses", pues la única solución es que las plazas vacantes salgan a concurso, publicarlo en el BOE y resolverlo. Este trámite, revisando concursos anteriores, normalmente se cumplimenta en unos dos meses, pero en esta ocasión está de por medio la renovación del CGPJ.

Por otro lado, el presidente del Alto Tribunal andaluz también arremetió contra el actual sistema judicial, del que dijo que "está caducado y no sirve". De ahí, que haya reclamado una reforma "profunda" y que incluso haya dicho que no le importaría que el cambio "sea lento", siempre y cuando se logre una mejora integral y "reflexionada".

Para Méndez de Lugo tres décadas de democracia han demostrado que "ya estamos maduros". Criticó que la Justicia se sature por multas de tráfico de 100 euros, que llegan hasta una sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA y sea debatida en una sala compuesta por tres magistrados.

  • 1