Local

Los jueces retiraron el régimen de visitas de 174 menores en 2013

Les ha dado la consideración de víctimas de la violencia de género. Además el año pasado se acordó la retirada de la patria potestad en 18 ocasiones.

el 29 abr 2014 / 15:49 h.

TAGS:

CENTRO MENORES Los jueces decidieron en el año 2013 la retirada del régimen de visitas de los padres a 174 menores en Andalucía por ser considerados víctimas de la violencia de género y acordaron la retirada de la patria potestad en 18 ocasiones, según datos de la Delegación del Gobierno en Andalucía. Los datos ha sido ofrecidos hoy en rueda de prensa por la coordinadora de Violencia Contra la Mujer de la Delegación del Gobierno en Andalucía, Ángeles Carmona, y por la delegada del Ejecutivo, Carmen Crespo, que han defendido la necesidad de que los jueces adopten medidas cautelares y de protección de los menores, así como su reconocimiento como víctimas de la violencia de género. La coordinadora ha detallado que durante el pasado año los magistrados acordaron en la comunidad retirar el régimen de visitas a 174 menores, frente a los 168 que se contabilizaron en el 2012. La retirada de la patria potestad a los padres se produjo en 18 ocasiones durante el 2013, mientras el año anterior se contabilizaron tres casos. A estas cifras se suman otros 30 casos en los que la justicia tomó diferentes medidas de protección a los menores que fueron víctimas de la violencia física o psicológica de género. Tanto la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, como la coordinadora, Ángeles Carmona, han respaldado las reformas legislativas aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Ministros para la protección de los menores. Entre otras normas, las modificaciones legales, que estarán culminadas durante esta legislatura, impiden que los condenados por delitos sexuales puedan trabajar junto a niños y reconoce a los menores expuestos a violencia de género como víctimas directas. Crespo ha señalado que los cambios legales forman parte de un programa de apoyo a las familias para reforzar la protección a la infancia, y ha subrayado que la prioridad del Gobierno es una regulación más completa que busca agilizar los sistemas de acogimiento, adopción y protección de los menores. La reforma pretende que los menores hijos de víctimas de violencia de género puedan permanecer con su madres y se les reconoce como víctimas directas para que cuenten con una "total prevención y protección". Aunque el Gobierno ya viene contabilizando este tipo de situaciones desde el 2013, a partir de la entrada en vigor de las reformas los jueces tendrán la obligación de pronunciarse sobre medidas cautelares que afecten a los hijos de las mujeres maltratadas. "Se trata de evitar las secuelas de la violencia física o psíquica de los menores y que puedan disponer de todo el amparo que ofrecen las administraciones competentes a las víctimas de la violencia de género", ha indicado la delegada. Carmona ha calificado la reforma de "paso adelante" en la consideración de los menores afectados por este tipo de situaciones, una "lacra" -ha dicho- que hay que resolver con la legislación y con la sensibilización social. "A los menores hay que dejarlos a salvo de las agresiones y cada paso para normalizar esta situación es importante", ha opinado, al tiempo que ha subrayado la importancia de las medidas cautelares por parte de la justicia.

  • 1