Local

Los jueces retiran la custodia de sus hijos a 196 maltratadores

En el primer semestre, sólo un procesado perdió la patria potestad. El Gobierno central estudia reformar la Ley contra la Violencia de Género para suspender la patria potestad automáticamente a los condenados por estos delitos.

el 01 nov 2010 / 21:15 h.

TAGS:

Una performance contra la violencia machista simula la reacción de un menor ante su madre asesinada.
En los casos de violencia de género, los juzgados especializados pueden dictar varias medidas judiciales de protección, civiles y penales, que van desde la prisión provisional o la orden de alejamiento de la mujer a otras que extienden la protección también a los hijos de la pareja, como la retirada de la guarda y custodia o la patria potestad. En el primer semestre del año, los jueces andaluces retiraron la custodia de sus hijos a 196 procesados por violencia machista pero sólo en un caso suspendieron la patria potestad. También suprimieron el régimen de visitas de estos padres a sus hijos en 110 casos, según los datos del CGPJ.

 

Son casos en los que menores no son víctimas directas del maltrato físico -ya que si es así se tratan como delitos de violencia familiar o doméstica-, pero sí son víctimas colaterales de las agresiones de sus padres a sus madres. Precisamente, el Gobierno central estudia actualmente reformar la Ley de Violencia de Género para ampliar la protección que esta norma ofrece a las mujeres hasta sus hijos, una recomendación que ya hizo hace unos meses la Subcomisión parlamentaria para el estudio y el funcionamiento de la ley y que también propuso el PP.

Actualmente, son los jueces quienes deciden en cada caso suspender cautelarmente o tras la condena los derechos de los padres para con sus hijos. El cambio legal que ahora estudia el ministerio es establecer restricciones al ejercicio de la patria potestad y al régimen de visitas de los condenados por violencia de género si se demuestra que el contacto afectará "a la estabilidad y al normal desarrollo" de los hijos. Por su parte, el PP ha registrado una Proposición de Ley para que la custodia sea retirada de forma automática a los hombres condenados por maltrato.

En lo que va de año, 15 mujeres han sido asesinadas en Andalucía por sus cónyuges o ex parejas, la expresión más grave de la violencia machista. Nueve de ellas tenían hijos y en un caso registrado el pasado junio en Almería, el agresor se llevó también por delante la vida del hijo menor de ambos, de cuatro años. El matrimonio tenía otra hija mayor, de 16 años, que en el momento del crimen se encontraba en el instituto, pero también se producen casos en los que el asesinato o la agresión se produce en presencia de los menores.

La ley andaluza de Violencia de Género recoge algunas medidas de protección de los menores, como el hecho de que las unidades de valoración integral, que intervienen tras la denuncia, evalúen los efectos de la exposición a la violencia de los niños o la garantía de la escolarización inmediata, en cualquier momento del curso, de los hijos de víctimas de malos tratos que, por motivos de seguridad, se trasladen de residencia (bien porque se muden ellas o bien porque ingresen en las casas de acogida que el año pasado recibieron a 1.248 niños).

Además, en septiembre del año pasado, la Consejería de Igualdad puso en marcha un servicio de atención psicológica para estos niños que desarrolla la asociación Amuvi. Desde entonces, este servicio ha atendido a 407 menores de entre 6 y 17 años, ya que es la franja de edad a la que va dirigido el programa.

Las responsables de este programa subrayan que, al igual que en la terapia que los psicólogos y trabajadores sociales de Amuvi realizan con los menores, hay que tratar cada caso de manera individualizada, pero sí reconocen que en muchos casos los padres utilizan el régimen de visitas con los hijos para perpetuar el daño a las madres, ya sea con insultos directos a éstas o comprando el cariño de los niños con regalos materiales y destacando su generosidad frente a la madre.


  • 1