martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Los juzgados de Violencia contra la Mujer vuelven a la normalidad

Tras 43 días de huelga, los sindicatos convocantes de la huelga indefinida en protesta contra el sistema reducido de guardias impuesto en los cuatro juzgados de Violencia contra las Mujeres han optado por volver a su rutina.

el 15 sep 2009 / 20:57 h.

TAGS:

Tras 43 días de huelga, los sindicatos convocantes de la huelga indefinida en protesta contra el sistema reducido de guardias impuesto en los cuatro juzgados de Violencia contra las Mujeres han optado por volver a su rutina como gesto de buena voluntad para retomar el diálogo con la Junta.

La huelga en los cuatro juzgados de Violencia de Género de Sevilla ha sido desconvocada después de un mes y 12 días de protesta sin que los tres sindicatos convocantes hayan conseguido que la Consejería de Justicia de la Junta amplíe el personal de plantilla para las guardias.

Luis Calero, portavoz del sindicato CCOO, explicó ayer a Efe que la protesta ha sido desconvocada tras una asamblea de funcionarios celebrada el jueves. Según cuenta, la desconvocatoria tiene por objeto "dar una oportunidad" a la consejería, que había anunciado que no negociaría con una huelga en marcha, y como gesto de buena voluntad ante el atasco de asuntos que están sufriendo esos juzgados.

Esta reflexión se ha dejado patente en la nota remitida a la Junta, que reza así: "Esta desconvocatoria tiene por objeto hacer posible un clima de serenidad para que sea factible por ambas partes llegar a un acercamiento en el que se puedan crear los medios de diálogo y negociación para abordar la nueva realidad de la prestación del servicio de guardia en los juzgados de Violencia contra la Mujer en Sevilla, en el que sin menoscabo de las condiciones de trabajo de los propios trabajadores/as, se preste el mejor servicio público posible que nos demandan los ciudadanos y ciudadanas andaluces".

La versión de la Junta. En Justicia se ha acogido gratamente la suspensión de la huelga, si bien se reitera que el nuevo clima difícilmente podrá cambiar la decisión adoptada en su día de guardias reducidas -en vigor desde el 1 de enero de este año-, y más aún después de la resolución emitida por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) muy recientemente, con fecha 23 de diciembre de 2008. En ella considera que "para los juzgados de Violencia sobre la Mujer del partido judicial de Sevilla se determina con exactitud la categoría y el número del personal que prestará el servicio de guardia. Esta limitación en el número de funcionarios atiende a lo que manifestó la comunidad autónoma afectada. Dada la similitud que presentan los partidos judiciales de Barcelona capital y Sevilla capital -según los estudios sobre cargas de trabajo (...)-, cabe sugerir, atendiendo a lo manifestado por la Secretaría de Relaciones con la Administración de Justicia de la Generalidad de Cataluña, la reducción de la plantilla del juzgado de guardia de los juzgados de Barcelona a los términos previstos para el juzgado de guardia de la misma clase de Sevilla".

Dicho de otro modo, como afirmaba ayer la consejera de Justicia, Evangelina Naranjo: que a los sindicatos de Sevilla no les vale tampoco la comparativa con el modelo barcelonés que han esgrimido hasta ahora porque el propio CGPJ ha acabado recomendando que sea éste el que se ajuste al sevillano. Naranjo reiteró ayer que lo que debe imperar es "el sentido común" y la proporción entre el trabajo y los efectivos, ni más ni menos.

Los sindicatos exigían "mejores condiciones laborales" al entender que Sevilla estaba "discriminada" por el hecho de que, con una misma carga de trabajo, la plantilla en Barcelona de los juzgados de Guardia en materia de violencia machista, que entraron en funcionamiento el 1 de enero, es "más del doble" que la de Sevilla. Ahora, no obstante, deberán calibrarse de nuevo.

Durante la huelga, la Junta de Andalucía indicó que las guardias establecidas eran las adecuadas ya que sería "excesivo" poner a 40 funcionarios -la plantilla de los cuatro juzgados- de guardia permanente porque el volumen de trabajo no da para tanto.

Los sindicatos difieren al manejar otras cifras. Así, sostienen que en los últimos tres meses entraron en los juzgados "más de 600 asuntos" y la media diaria es de "7,6 asuntos, más del triple de lo que maneja la Consejería de Justicia".

  • 1