Local

Los juzgados decretan en Sevilla 1.600 desahucios hasta septiembre

Según las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial, desde enero se han registrado 2.404 embargos. Varios casos de suicidios por ser víctimas de desalojo han movido a los jueces a paralizar estos procesos

el 27 dic 2012 / 21:28 h.

TAGS:

En los primeros nueve meses de este año, los Juzgados de Primera Instancia pusieron fecha para practicar un total de 1.596 desahucios en la provincia de Sevilla, según arrojan las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que inició la recopilación de estos datos a comienzos de 2012, por lo que no es posible hacer una comparativa de la evolución de este drama social con una perspectiva temporal más amplia.

No obstante, y aunque el CGPJ no detalla cuántos de estos procesos correspondieron a impago de primeras viviendas o alquileres, sí desglosa el comportamiento por trimestres. Así, entre julio y septiembre se registraron 404 lanzamientos de bienes, esto es, el procedimiento por el que el juzgado fija el día concreto en el que materializar el desalojo, un periodo en el que -probablemente influenciado por el parón estival- se ralentizó el ritmo de desahucios.

En contraposición, en los tres primeros meses de 2012 se decretaron 518 desalojos, mientras que en el segundo trimestre la cifra se elevó hasta los 674 procedimientos. Habrá que esperar a ver la evolución del cuarto trimestre para comprobar qué efecto ha tenido la concienciación social que se ha despertado en todos los ámbitos de la sociedad -empezando por el judicial- tras salir a la luz pública varios casos de suicidio de personas que estaban a punto de perder su casa. Éste ha sido el detonante para que los órganos judiciales hayan decidido paralizar la ejecución de los desalojos forzosos, a la espera de que el Gobierno de Mariano Rajoy moviese ficha y determinase cómo atender los casos más flagrantes para evitar que, en el último extremo, una familia se quede sin hogar.

A mediados de noviembre, el Ejecutivo anunció una moratoria de dos años para hogares en condiciones muy vulnerables. Tanto, que las mayores críticas que ha recibido cuestionan que serán pocas las familias que puedan beneficiarse: deben tener ingresos inferiores a tres veces el Iprem (19.200 euros al año), ser familias numerosas o con algún menor de tres años a su cargo, incapacitados o personas dependientes, así como estar en paro y sin prestación.

Barcelona (13.610), Madrid (11.006), Valencia (4.739), Alicante (4.054), Las Palmas (2.983), Málaga (2.901), Murcia (2.541), Tarragona (2.482), Baleares (2.323), Girona (2.105) y Santa Cruz de Tenerife (2.067) se sitúan por delante de Sevilla en volumen de desahucios, que en Andalucía sumaron 10.438 procedimientos entre enero y septiembre, frente a los 76.724 registrados en el país.

Pero no son los únicos números judiciales que deja la crisis en Sevilla. En los primeros nueve meses de este 2012 se presentaron un total de 2.404 embargos de viviendas (ejecuciones hipotecarias por impago del préstamo), ligeramente por debajo de los registrados en igual periodo de 2011 (2,6% menos y 2.469). Desde 2008, primer año completo de crisis, se han ejecutado 2.266 embargos ese año, 2.996 en 2009, frente a los 3.036 de 2010 y los 3.150 de 2011.

La litigiosidad vinculada a la crisis mantiene su tendencia creciente, como demuestra que entre enero y septiembre se hayan llevado ante los Juzgados de lo Social 4.520 despidos en Sevilla, prácticamente lo mismo que en todo el año pasado (4.573), ejercicio en el que aumentó un 16% respecto a 2010. Frente a ello, las reclamaciones judiciales de cantidad se situaron en 4.514, un 14% menos que en idéntico periodo de 2011. Además, fueron 300 los concursos de acreedores presentados en la provincia a falta del último trimestre, algo más del doble que en 2011. Queda pendiente de comprobar cómo se traducirá en las estadísticas el efecto disuasorio de la subida de las tasas judiciales.

  • 1