martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Los kilos amenazan a los niños

El 26,3% de la población infantil y juvenil española es obesa o sufre sobrepeso.

el 06 jun 2010 / 19:21 h.

TAGS:

Los datos son más que preocupantes. Dan miedo. El 26,3% de la población infantil y juvenil de España es obeso (el 13,9%) o tiene sobrepeso (12,4%), según los estudios con los que cuenta el Ministerio de Sanidad y Política Social -Encuesta Nacional de Salud o Estudio Enkid-. Estos fríos números ponen a España a la cabeza de Europa en las tasas de obesidad infantil, sólo superada por los niños de Italia, Malta y Grecia. Y lo más preocupante es que esta situación puede ir a más si no se adoptan las medidas necesarias para impedir que nuestros niños y jóvenes sigan cogiendo kilos de más por los malos hábitos alimenticios y por llevar una vida excesivamente sedentaria.
Y es que el problema ya no es de estética... es de salud, puesto que la obesidad conlleva a enfermedades como diabetes tipo 2 o colesterol.


El jefe de Servicio de Endocriología del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga) y coordinador del II Congreso de Diabesidad, Francisco Tinajones, remarca que la obesidad es la que conlleva a un aumento de la incidencia de la diabetes tipo 2 y, según alerta, se está observando un incremento de este tipo de diabetes en la población más joven y en la adolescencia, "un hecho que antes era excepcional". Señala que, según los resultados de un estudio publicado en New England Journal of Medicina, "hasta el 4% de los adolescentes obesos podrían padecer una diabetes tipo 2. Lo que nos hace pensar que el 0,5% de los adolescentes podrían padecer diabesidad".


Pero si estos datos son escalofriantes no lo son menos los de la Asociación Española de Pediatría (AEP) que en 2008 ya alzó la voz de alarma al estimar que el 22% de los niños españoles padecían colesterol al sobrepasar el nivel de 200mg/dl (miligramos por decilitro en sangre), por padecer obesidad, tener un régimen alimentario poco saludable y ser demasiado sedentarios.


Esta situación entre los más jóvenes es más que preocupante en España, por lo que desde el Ministerio de Sanidad se puso en marcha en 2006 el programa Perseo (programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio, contra la obesidad), dirigido a 13.767 alumnos de Educación Primaria, de entre 6 y 10 años, en el que se incluían intervenciones en 67 centros escolares de Andalucía, Canarias, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Murcia, Ceuta y Melilla. En la mitad de ellos se instauraron medidas de intervención y en la otra mitad de control.

De los datos obtenidos en 2009 en el programa Perseo -se actuó en zonas donde las tasas de obesidad son más altas-, se manifestó que el 19,8% de los niños y el 15% de las niñas de estos colegios padecían obesidad, debido, en parte, a la ingesta de muchas grasas y pocas legumbres, frutas y pescados. Por ello desde el Gobierno se está haciendo especial hincapié en la formación de los escolares, de sus familias, de los equipos directivos de los centros y de los profesores para cambiar los hábitos de vida, puesto que, según el programa, se han detectado malos hábitos alimenticios fáciles de subsanar como que el 6% de los niños y el 5% de las niñas acuden a clase sin desayunar, cuando esta comida es la más importante del día y no se puede suprimir.


Otro factor que es también culpable de la obesidad es que el 13% de los niños nunca hace deporte y casi el 10% de los escolares sólo realizan actividades deportivas una hora a la semana; sin embargo, los expertos indican que a esas edades se debe hacer actividad física al menos una hora al día. El sedentarismo es aún más acuciante entre las niñas.
Pero este problema no es exclusivo de España, en Estados Unidos, la primera dama, Michelle Obama, presentó recientemente 70 medidas propuestas por un grupo de trabajo contra la obesidad infantil, en las que se incluye una mejora de la alimentación en las escuelas. Y es que el problema de exceso de peso en la población infantil en EEUU también es muy grave. Uno de cada seis menores es obeso, una cifra que no ha dejado de crecer desde los años 70, cuando sólo uno de cada 20 pequeños era excesivamente gordo.


un Problema mundial Algo más que llamativo es que los menores latinos o afroamericanos en Estados Unidos tienen el doble de posibilidades que sus compañeros blancos de padecer exceso de peso. El plan puesto en marcha por el Gobierno norteamericano tiene el objetivo de reducir los niveles de obesidad al 5% para el año 2030 y para ello se proponen medidas que permitan introducir un mayor consumo de fruta y verduras, reducir la ingesta de azúcares y fomentar el ejercicio físico.

  • 1