Local

Los líderes mundiales piden que no se olvide la tragedia de Auschwitz

Obama destaca a los ex prisioneros del campo de concentracion como "ejemplo de lucha contra el antisemitismo", mientras que Zapatero pide no dejar de honrar a las víctimas.

el 27 ene 2010 / 11:51 h.

TAGS:

Representantes de 35 países participan en esta cumbre celebrada en el ámbito de los actos que conmemoran el 65º aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz.

El presidente norteamericano, Barack Obama, pidió hoy "no olvidar jamás" la tragedia vivida entre las alambradas del campo de concentración nazi de Auschwitz, liberado hace 65 años por tropas soviéticas y principal escenario del Holocausto que dejó en Europa seis millones de judíos asesinados.

Las palabras del mandatario estadounidense, que no estará presente en los actos de conmemoración del Holocausto, que a lo largo del día están previstos en Cracovia y Oswiecim (Auschwitz en polaco), llegaron a través de un vídeo-mensaje emitido en el Foro Internacional del Holocausto 'Let my people live' ('Dejad a mi gente vivir'), que tuvo lugar en la Opera de Cracovia.

Obama quiso agradecer a Polonia sus esfuerzos para mantener el museo y el centro de interpretación de la historia de Auschwitz-Birkenau, "un lugar del que todos debemos aprender".

El dirigente norteamericano también se refirió a los ex prisioneros de este campo de concentración, a los que calificó de "memoria viva" y ejemplo en la lucha "contra el antisemitismo y cualquier otra forma de intolerancia".

Quien sí estuvo presente fue el presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, que destacó la necesidad de poner en práctica los programas educativos necesarios para que los europeos no olviden y aprendan la lecciones de un pasado trágico.

"Recuerdo el reciente robo del letrero 'Arbeit macht frei' ('El trabajo libera', sustraído el pasado mes de diciembre y recuperado días después por la policía polaca), un acto abominable que representa esa falta de educación y respeto que tenemos que combatir", señaló Buzek.

Ésta es la tercera edición del Foro Internacional del Holocausto, una iniciativa promovida por el Congreso Europeo Judío con el objetivo de mantener viva la memoria de quienes perecieron bajo la barbarie nazi y luchar para que en el futuro no se repitan acontecimientos similares.

"Recordar el pasado para enfrentar los retos actuales" es el lema elegido en esta ocasión, "un momento histórico en el que Irán y su intención de dotarse armas nucleares se han convertido en la gran amenaza mundial", señaló el presidente del Consejo Judío, Moshe Kantor.

Hoy es el día designado por Naciones Unidas para la conmemoración del Holocausto, una fecha que coincide con la liberación hace 65 años por parte del ejército soviético del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau.

Se estima que seis millones de judíos fueron asesinados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial como resultado de la 'Solución Final' puesta en marcha por el régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler.

De ellos, más de un millón perdieron la vida entre las alambradas de Auschwitz, el campo de exterminio alemán más mortífero de entre los seis que llegaron a existir en Polonia.

En España. Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha  pedido hoy a los europeos que no dejen de "honrar ni por un momento a  las víctimas de la Shoah", en el Día Internacional en Memoria del  Holocausto y de prevención de los crímenes contra la humanidad, que  se celebra cada 27 de enero en recuerdo de la liberación del mayor  campo de exterminio nazi, el de Auschwitz (Polonia), hace 65 años.

En una declaración escrita, Zapatero señaló que el campo de  Auschwitz-Birkenau  "permanecerá para siempre como expresión de una  de las mayores iniquidades" que la humanidad haya conocido y reclamó  a "los europeos del siglo XXI" que recuerden en todo momento el  "valor moral y universal de la Shoah, cuyo resplandor sigue  iluminando a los hombres y a las mujeres comprometidos con la defensa  cotidiana de los derechos humanos en tantos lugares del mundo".

"Ahora, cuando revivimos aquel sombrío periodo en el que el sol se  oscureció sobre el cielo de Europa, como metafóricamente expresan las  paredes del memorial de Yad Vashem en Jerusalén, no dejemos de honrar  ni por un momento a las víctimas de la Shoah, ni de proclamar nuestra  admiración por cuantos se resisten a apagar la luz de la conciencia  frente a los crímenes que arrebatan a los seres humanos su más propia  condición: la dignidad", añade el presidente. 

En Italia. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, declaró hoy que la memoria y la historia de la "Shoah" (Holocausto) son "una advertencia para políticos y ciudadanos", y afirmó que el recuerdo "es un deber para que no se vuelva a producir".

"Se ha confiado a las instituciones la competencia de rendir homenaje a las víctimas y de proteger a las futuras generaciones de las delirantes ideologías inspiradas en el odio racial", añadió Berlusconi en un comunicado difundido hoy por la presidencia del Gobierno.

Con la celebración desde hace diez años en Italia, de la "Jornada de la Memoria", que conmemora hoy el 65 aniversario de la liberación del campo de Auschwitz-Birkenau por las fuerzas soviéticas, "el recuerdo de la 'Shoah' ha salido del ámbito estrictamente privado", según el primer ministro italiano.

Berlusconi recordó la visita de Benedicto XVI a la Sinagoga de Roma, un gesto con el que el Papa "rindió homenaje a los supervivientes de los campos de exterminio nazi", a los que el primer ministro quiso decir "que no están solos".

"Los sentimientos de indignación y rebelión que viven en estos momentos de gran emoción, frente a las pruebas de tan horrible crimen, son compartidos por quien tiene la responsabilidad del Gobierno", añadió.

Ese recuerdo, según Berlusconi, debe ser "un empuje positivo para construir una sociedad moderna y democrática en la que todos, indistintamente, puedan convivir en serenidad y armonía".

Durante la jornada de hoy se celebran en Italia diversos actos en los que también estará presente el escritor estadounidense y Premio Nobel de la Paz de origen judío Elie Wiesel.

Entre las iniciativas organizadas con motivo del aniversario, el primer ministro destacó la muestra "Auschwitz-Birkenau", en la que se exponen fotografías y objetos personales de familias de supervivientes italianos, testimonio "de un evento histórico que nadie más puede poner en discusión", dijo Berlusconi.

Las víctimas identificadas por la "Shoah" en Italia son 8.948, pero existe la certeza de que centenares de personas desaparecieron en los hornos crematorios.

 

 

  • 1