Local

Los linces no mueren al volante

El lince ya no muere en la carretera ni víctima de los cazadores. En 2007, todos los ejemplares de este felino fallecieron por causas naturales. La Junta dio ayer por superado el brote de leucemia del año pasado e hizo balance: en los últimos cuatro años han nacido 239 ejemplares.

el 14 sep 2009 / 23:05 h.

TAGS:

El lince ya no muere en la carretera ni víctima de los cazadores. En 2007, todos los ejemplares de este felino fallecieron por causas naturales. La Junta dio ayer por superado el brote de leucemia del año pasado e hizo balance: en los últimos cuatro años han nacido 239 ejemplares.

Son pasos hacia adelante para sacar al lince de su situación crítica: apenas quedan entre Sierra Morena y Doñana unos 200 ejemplares de este felino, el más amenazado del mundo. La Consejería de Medio Ambiente hizo ayer sobre el terreno el balance de los programas de conservación de esta especie en 2007 y destacó, junto a la superación del brote de leucemia felina -que acabó con once de los 40 ejemplares de Doñana-, la consolidación del programa de cría en cautividad -con 19 linces nacidos- y que las muertes por causas no naturales "han bajado drásticamente" en los últimos años, según apuntó la consejera Fuensanta Coves.

La consejera matizó que el lince sigue estando "en peligro crítico de extinción". Pero Coves resaltó que hace sólo ocho años las poblaciones de lince ibérico "bajaban en picado", situación corregida con iniciativas como el programa andaluz de conservación -ampliado en 2007 al ámbito ibérico con la inclusión de Portugal, Castilla-La Mancha y Extremadura- o el de cría en cautividad, que en marzo volverá a registrar los primeros partos de este año.

"Esos avances están acompañados de una madurez social extraordinaria y el lince ya no muere a consecuencia de cebos envenenados ni de los tiros de cazadores y ninguno murió atropellado el año pasado en Doñana y de Sierra Morena", remarcó Coves.

Miguel Ángel Simón, responsable del programa de conservación del lince ibérico de la Junta de Andalucía, cifró en 40 los linces nacidos el año pasado en la comunidad y destacó la evolución de Baya, el primer lince de Sierra Morena trasladado a Doñana para aumentar la escasa variabilidad genética de la población de este último espacio protegido, donde habitan unos 40 de los dos centenares ejemplares en Andalucía.

Baya fue liberado el pasado 21 de diciembre en la zona de Coto del Rey, donde la leucemia felina eliminó a los cuatro machos reproductores, para evitar que las tres hembras de esta zona -Wari, Rayuela y Viciosa- no se reprodujeran este año.

La responsable del programa de cría en cautividad, Astrid Vargas, valoró positivamente la evolución de los últimos apareamientos entre parejas seleccionadas en los centros de El Acebuche (Doñana), La Aliseda (Jaén) y el zoológico de Jerez. Vargas resaltó también que se ha registrado un nuevo récord de cópulas, fijado en 65 durante 5 días por la hembra Saliega y el macho Jub. Para final de año se prevé alcanzar los 50 individuos nacidos dentro de la cría en cautividad.

  • 1