Deportes

Los Magic no se arrugan y tumban a los Celtics, actuales campeones

Los actuales campeones de la NBA, los Celtics de Boston, no podrán defender su cetro ni luchar por el decimoctavo título de su historia, después de perder el séptimo y definitivo partido de la serie de semifinales de la Conferencia Este ante los Magic de Orlando, que jugarán contra los Cavaliers de Cleveland.

el 16 sep 2009 / 02:55 h.

Los actuales campeones de la NBA, los Celtics de Boston, no podrán defender su cetro ni luchar por el decimoctavo título de su historia, después de perder el séptimo y definitivo partido de la serie de semifinales de la Conferencia Este ante los Magic de Orlando, que jugarán contra los Cavaliers de Cleveland.

El pívot Dwight Howard y el alero turco Hedo Turkoglu se convirtieron en los grandes héroes que permitieron a los Magic la gran hazaña de vencer 82-101 a los Celtics para estar en la final de la Conferencia Este.

Su rival, a partir del miércoles, serán los Cavaliers de Cleveland, el equipo con la mejor marca de la liga, que eliminaron por 4-0 a Hawks de Atlanta, en la otra semifinal, teniendo al alero LeBron James de gran estrella.

Howard volvió a dominar en el juego bajo los aros al conseguir un doble-doble de 12 puntos y 16 rebotes, más cinco tapones, sin que diese opción a los hombres altos de los Celtics. "Nosotros creemos que podemos llegar hasta el final, aunque será cada vez más difícil", declaró Howard. "Ganar a los Celtics en su campo del Northbank Garden ya es algo para sentirse orgullosos".

Turkoglu registró también un doble-doble de 25 puntos y 12 asistencias y lideró la dirección del juego de los Magic, que dominaron de principio a fin el partido, siempre con la ventaja en el marcador. El escolta francés Mickaël Pietrus se convirtió en el jugador sorpresa al conseguir 17 puntos en 24 minutos.

El escolta Ray Allen, con 23 puntos, fue el líder del ataque de los Celtics, que esta vez no tuvieron el apoyo suficiente del alero Paul Pierce y del base Rajon Rondo al quedarse ambos con 16 y 10 tantos, respectivamente.

Esta vez la ausencia del alero estrella Kevin Garnett, lesionado en la rodilla derecha, se iba a echar demasiado en falta ante un rival que tiene como líder el mejor hombre alto que hay actualmente en la liga. La baja de Garnett tiró por tierra todas las esperanzas de los Celtics, que ya superaron con suspense y corazón la primera ronda ante los Bulls de Chicago (4-3).

Además, el conjunto de Orlando tampoco cayó en el pánico de los partidos anteriores, cuando tuvo ventaja en el marcador y se la dejó arrebatar. Los Celtics sufrieron la primera eliminación de su historia en una serie al mejor de siete tras disponer de una ventaja de 3-2.

"No tuvimos la inspiración ni consistencia que necesitábamos para superar a un gran rival y eso fue lo que nos costó la derrota en el partido decisivo", admitió Doc Rivers, entrenador de los Celtics. "Deseamos todo lo mejor a los Magic, que hicieron méritos para estar en la lucha por el título", añadió con deportividad.

  • 1