martes, 11 diciembre 2018
23:41
, última actualización

Los malos olores pueden con la paciencia de los ciudadanos de Guillena

El alcalde no está satisfecho con la reunión con la delegada de Medio Ambiente. El Ayuntamiento alega la culpa la tiene la fábrica de piensos Render Grasas

el 29 sep 2014 / 23:27 h.

Insatisfacción. Eso es lo que sienten en Guillena después de que la reunión con la delegada de la Consejería de Medio Ambiente en Sevilla, Dolores Bravo, no diese los resultados esperados por el alcalde de la localidad, Lorenzo Medina. Los vecinos de esta localidad ya no soportan los malos olores provocados por las fábricas de los alrededores. Concretamente, o por lo menos así lo apunta el Consistorio guillenero, por la fábrica de piensos y harinas para piensos de animales Render Grasas, situada en el término municipal de Salteras, a unos 15 kilómetros de esta localidad de la comarca de la Vega. Vista aérea de Guillena, municipio que denuncia los malos olores que supuestamente proceden de la empresa Render Grasas. / Foto: El Correo Vista aérea de Guillena, municipio que denuncia los malos olores que supuestamente proceden de la empresa Render Grasas. / Foto: El Correo El alcalde de Guillena quería salir ayer del encuentro con la responsable de Medio Ambiente en Sevilla con una solución. Sin embargo, la única respuesta que le dio Bravo es que en la actualidad la empresa a la que culpa el Ayuntamiento cumple con la legislación de emisiones. No obstante, la delegada se comprometió a realizar una nueva inspección en las instalaciones de la fábrica y reunirse con los responsables de la empresa para garantizar que se cumplen las medidas para evitar la fuga de malos olores. Para Medina, el encuentro ha sido «insatisfactorio», ya que desde la administración autonómica «no se ha dado ninguna solución definitiva al problema» que sufren los vecinos de Guillena y de la pedanía de Torre de la Reina desde hace años. Y es que el alcalde, que se siente «desilusionado» por la reunión, sostuvo que los vecinos están «indefensos al no existir una normativa que regule los olores, como pasa con el ruido, u por tanto no es posible sancionar». Aunque desde Medio Ambiente se ha asegurado que la empresa a la que culpa el Ayuntamiento es la responsable de los malos olores, Medina sostuvo que «independientemente de que cumpla con los requisitos medioambientales que cifra la ley, los vecinos no pueden continuar soportando los inconvenientes que provoca». Por lo que el regidor apuntó ayer tras la reunión que la empresa cumpla con la legislación «no puede ser la única respuesta para los problemas que estamos encontrando en nuestras calles, y que no pueden depender de hacia dónde sople el viento para desarrollar nuestra rutina con normalidad». Aunque Medina mostró ayer su respeto por la ley, insistió en que la prioridad del Ayuntamiento es «el de encontrar soluciones a los problemas de sus vecinos, comenzando por la salud y el bienestar». No obstante, a día de hoy todavía no se conocen casos de enfermedades a causa de olores, circunstancia que no quita que el Gobierno municipal «va a seguir insistiendo la participación de todos los implicados –administración y empresa– en la búsqueda de una solución que devuelva la normalidad al municipio». Para hoy estaba prevista una reunión entre el alcalde y la empresa Render Grasas en la que se iba a exigir el cumplimiento de las medidas, pero se anuló ayer por motivos de agenda. Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguran que están en contacto permanente con los responsables de la fábrica.

  • 1