Local

Los médicos compensan la espera

Los usuarios dan a la sanidad pública andaluza un notable alto como nota media, pero hay diferencias. La mejor valoración corresponde al personal y la peor a los tiempos de espera y la comodidad de las habitaciones de hospital. Con todo, nueve de cada diez recomendarían su centro.

el 15 sep 2009 / 10:51 h.

TAGS:

Los usuarios dan a la sanidad pública andaluza un notable alto como nota media, pero hay diferencias. La mejor valoración corresponde al personal y la peor a los tiempos de espera y la comodidad de las habitaciones de hospital. Con todo, nueve de cada diez recomendarían su centro.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) lleva diez años evaluando el grado de satisfacción de pacientes y acompañantes a través de una encuesta que el año pasado fue hecha a 51.325 personas en 1.088 centros (hospitales, atención primaria y especialidades) de más de 700 municipios. La consejera de Salud, María Jesús Montero, dio a conocer ayer unos resultados que, a su juicio, "vuelven a mostrar una confianza sin fisuras en el SAS". Como médico de profesión, Montero reconoció que le resulta "especialmente reconfortante la buena valoración de los profesionales". No obstante, no oculta la necesidad de "seguir trabajando para mejorar la intimidad y la comodidad de las habitaciones en los hospitales" y reducir los tiempos de espera.

El 90% de los usuarios de atención primaria recomendaría su centro de salud y el 93% a su médico o pediatra, aunque más valorado aún es el personal de enfermería y de atención domiciliaria. También el 90% está satisfecho con el tiempo que le dedicó el médico. No así con el tiempo de espera para ser atendido (más de la mitad de los usuarios expresó su descontento) y con la facilidad para comunicarse por teléfono con el ambulatorio.

Quizás por ello, el 54% de los pacientes sigue acudiendo al centro para pedir cita, a pesar de que el servicio Salud responde empieza a extenderse y ya es empleado por el 24,5% (9 millones de citas gestionadas en lo que va de 2008). Internet no es aún una vía mayoritaria pero ha crecido desde el 0,6% al 5% en sólo un año y Montero anunció una apuesta decidida por extender todos estos mecanismos para evitar desplazamientos al paciente.

Especialistas. La consejera de Salud destacó que aumenta la valoración sobre la coordinación entre los médicos de familia y los especialistas. Resulta paradójico que la confianza en el especialista esté, junto a los tiempos de espera y la posibilidad de opinar sobre los tratamientos, entre los aspectos menos valorados (62,7%). Sin embargo, el 86% de los encuestados afirma que recomendaría a su médico especialista. Médicos y enfermeras de estos centros también obtienen buenos resultados (89,3% y 88,6% satisfechos con su trabajo).

El 91% de los usuarios atendidos en alguno de los 33 hospitales públicos de Andalucía que ha respondido la encuesta -realizada por vía teléfonica y en persona- recomendaría el centro en el que estuvo y, como media, el 88,1% se muestra satisfecho con el servicio.

Lo más valorado, de nuevo los médicos y otros profesionales (los celadores aparecen ligeramente por encima de los enfermeros), la confidencialidad y el respeto en el trato. Los puntos negros, el tiempo de espera entre el ingreso por intervención quirúrgica y la operación (sólo 63,2% satisfechos) y, sobre todo, la intimidad en las habitaciones y la posibilidad de opinar sobre el tratamiento (la mitad de los usuarios está insatisfechos con ambos).

Los datos revelan que, si en atención primaria existen diferencias en el grado de satisfacción según la edad del paciente (las personas mayores son las más satisfechas), en el caso de los hospitales las diferencias las marca el sexo. Frente al conformismo de los hombres, las mujeres se muestran más críticas. La interpretación de Salud es que éstas acuden mucho más como acompañantes, que suelen ser más críticos que los pacientes.

  • 1