Local

Los médicos retan la ley del aborto con un registro de objetores

El Consejo Médico Andaluz crea una lista oficial para que se inscriban todos los facultativos que rechazan la práctica sanitaria que vaya en contra de sus creencias.

el 16 jul 2010 / 19:25 h.

TAGS:

Una manifestación en Sevilla contra la reforma de la Ley del Aborto, recién aprobada.

El Consejo Andaluz de Médicos, que cuenta con 32.000 facultativos colegiados en la comunidad, aprobó ayer la creación de un registro de médicos objetores de conciencia, que "garantiza la cláusula de conciencia a los profesionales de la medicina" que rechacen cualquier práctica sanitaria que vaya en contra de sus convicciones o creencias religiosas. Andalucía se convierte así en la primera comunidad que contará con un registro de este tipo, una iniciativa sin precedentes que el colectivo de médicos ha anunciado apenas diez días después de que entrase en vigor la reforma de la Ley del Aborto.

El colegio de médicos ya había manifestado su disconformidad con la nueva Ley del Aborto y con otras prácticas sanitarias andaluzas que, según su criterio, invaden la ética o las convicciones religiosas de un doctor, como el diagnóstico preimplantatorio -que permite usar embriones de un bebé para curar enfermedades genéticas en su hermano- u otras técnicas relacionadas con las células madre. En teoría, el registro de conciencia servirá para poner a disposición de los doctores andaluces que se inscriban "un equipo jurídico" que les blindará legalmente si se niegan a participar en un aborto o cualquier otra intervención que contravenga sus principios.

En la práctica, sin embargo, no deja de ser un registro testimonial, porque la propia Ley del Aborto ya garantiza la libertad de conciencia. La Consejería de Salud quiso dejar claro ayer que el registro "no tiene ninguna validez legal" y advirtió de que "en la sanidad pública no se tendrá en cuenta la información que contenga ese registro". "No es más que un posicionamiento político en contra del aborto", explicaron fuentes de la consejería.

No es la primera vez que el colectivo de médicos andaluces confronta radicalmente con los criterios sanitarios del Gobierno autonómico. El registro, según anunció el Consejo de Médicos en un comunicado, está abierto a los facultativos de todas las especialidades, "aunque no tengan ninguna relación con la práctica abortiva". Salud entiende que esta aseveración podría plantear un problema grave en la práctica. "Según la ley, sólo pueden acogerse a la libertad de conciencia los médicos que participen activamente en la aplicación del aborto", apuntó ayer la consejería.

En la sanidad andaluza el protocolo para solicitar una interrupción del embarazo es el siguiente: una mujer debe acudir a su médico de cabecera y éste tendrá que derivarle a una clínica privada concertada para que allí se le practique el aborto. La sanidad pública se encarga de financiar la operación. Cuando se despenalizó la interrupción del embarazo, hace 25 años, se aprobó este mismo protocolo, que buscaba preservar la privacidad de las familias que decidían abortar. Entonces la operación no estaba tan naturalizada en la sociedad como ahora. La consejería insistió ayer en que "la ley permite objetar contra el acto clínico, pero no contra la derivación a una clínica privada para abortar". Ni siquiera si el registro del consejo tuviera validez estadística, un médico de familia inscrito en él podría estar amparado por la libertad de conciencia para negarse a entregar a una mujer el volante para que le practiquen un aborto. "Por este mismo protocolo, en la sanidad pública no cabe la objeción", explicaron desde Salud.

  • 1