Local

Los mercados reciben con alzas a Monti y Papademos

El Íbex escala el 2,9% y las primas de España e Italia se relajan tras una semana de infarto.

el 11 nov 2011 / 20:12 h.

TAGS:

La nueva situación política de Grecia e Italia, con Lucas Papademos y Mario Monti a la cabeza, respectivamente, así como la compra de bonos de los países en riesgo por parte del Banco Central Europeo (BCE) calmaron ayer a los mercados después de una semana de gran ajetreo en los Parlamentos de Atenas y Roma. Así, el Íbex 35 escaló un 2,95% al cierre de jornada y conquistó los 8.556 puntos, espoleado por el paquete de ajustes aprobado por el Senado de Italia y la inminente sustitución de Silvio Berlusconi al frente del Ejecutivo, y tras una nueva intervención del BCE en el mercado de deuda pública.

Con esta subida, el selectivo casi logró mantenerse en la semana, con una leve caída del 0,46%, tras registrar pérdidas del más del 2% el pasado miércoles por las dudas sobre Italia.

BBVA y Santander tiraron del selectivo, con ganancias del 4,77% y del 4,16%, respectivamente, mientras que Iberdrola repuntó un 3,34% y Repsol YPF, un 2,57%. Telefónica, que presentó sus resultados hasta septiembre, cuando recortó su beneficio un 69% por el coste del ERE y otros extraordinarios, logró terminar la sesión con una subida del 1,72%.

Los mayores repuntes los protagonizaron Mapfre (7,02%), Gamesa (6,61%) y Bankinter (5,85%), mientras que sólo tres valores cerraron en rojo: FCC (con una caída del 0,86%), Grifols (-0,56%) e Indra (-0,34%).

La Bolsa de Italia se anotó la mayor subida de las principales plazas de Europa, con un repunte del 3,7%, seguida del Dax de Fráncfort (3%), el Íbex y el Cac parisino (2,6%). Por su parte, el Footsie de Londres se revalorizó un 1,7%, mientras que sólo la Bolsa de Lisboa registró pérdidas en la jornada de ayer, con una caída del 1,1%.

En el mercado de deuda pública, el diferencial italiano terminó la jornada en los 456 puntos básicos. La prima de riesgo española, sin embargo, se reducía con menor intensidad que la italiana con un recorte de 9 puntos básicos, suficiente en cualquier caso para cerrar la jornada por debajo de los 400 puntos básicos tras el alivio del pasado jueves, cuando el BCE se empleó a fondo por contener el acoso contra la deuda de ambos países. También mejoraba la prima de riesgo de Francia tras el incidente con S&P y la de Bélgica.

En la semana el Íbex cerró con una leve caída del 0,46%, con Repsol (+8,13%) y Caixabank (+6,55%) liderando las subidas. Telefónica se situó como farolillo rojo de la semana, con pérdidas del 5,47%. Indra se dejó un 4,27% y FCC, un 4,15%.

"El mercado ha pasado uno o dos días sin noticias negativas y por eso se ha decantado por la compra, pero no son subidas muy fundamentadas", explicó a Europa Press el analista de XTB Pablo del Barrio, quien se sorprendió de la "celeridad" del cambio de Gobierno en Grecia y del más que probable en Italia.

En este sentido, Del Barrio argumentó que al abrir la puerta de salida a Berlusconi se ve cumplida una de las "últimas exigencias" de los mercados, ante la "imposibilidad" de rescatar al país transalpino.

El analista de XTB también valoró el "previsible" cambio de Ejecutivo en España a algo más de una semana de la celebración de las próximas elecciones generales del 20 de noviembre.

"Los mercados están pidiendo un cambio dentro de la Unión Europea", subrayó del Barrio, para después considerar que los inversores "aplaudirían" un eventual cambio de signo político en España.

En cuanto a las subastas que tendrá que encarar el Tesoro Público durante la próxima semana, una de letras el martes 15 y otra de obligaciones el jueves 17, Del Barrio se mostró tajante. "Podemos seguir siendo autónomos al tener un diferencial por debajo del 6%", sentenció.

  • 1