Local

Los Merinales avanza en los trámites hacia su regularización

Los vecinos de Entrenúcleos siguen dando pasos para normalizar la situación de sus viviendas ilegales. La última urbanización ilegal en agilizar los trámites está siendo Los Merinales, con su junta de compensación, recién aprobada por el pleno. Son casi medio centenar de familias las afectadas.

el 16 sep 2009 / 01:51 h.

TAGS:

Los vecinos de Entrenúcleos siguen dando pasos para normalizar la situación de sus viviendas ilegales. La última urbanización ilegal en agilizar los trámites está siendo Los Merinales, con su junta de compensación, recién aprobada por el pleno. Son casi medio centenar de familias las afectadas.

Se trata de 42 parcelas situadas en una superficie 90.000 metros cuadrados entre el Canal de los Presos y la estación de trenes. En Los Merinales confluyen los habituales problemas de las construcciones que ya hay en Entrenúcleos, como falta de agua potable o de reparto de correo, con la escasa movilidad de los residentes. Por eso, el pasado mes de febrero decidieron desbloquear la situación y empezar los trámites para regularizarse, ya que son viviendas ilegales que fueron construidas sobre suelo rústico.

"Creo que el Ayuntamiento de Dos Hermanas se enteró de que teníamos esa voluntad y empezamos a mover papeles", explica el portavoz del colectivo, Eladio Sánchez, que, aunque reconoce que tuvo que insistir mucho a sus vecinos, ahora están "todos a una". Con los problemas de acceso que tiene la barriada, arreglar la calle paralela a la vía del tren se antoja imprescindible, ya que ésta discurre por todo el tramado y sale justo al inicio de Bellavista. "Esa carretera está llamada a ser nuestro acceso principal y asfaltarla solucionaría muchos problemas", agrega el portavoz, que tiene dudas sobre sí se arreglará este viario, propiedad de Renfe. "Por un lado, no se quiere arreglar pero, por otro, se sabe que el Ayuntamiento de Dos Hermanas está pensando en asfaltarla y sanearla y no sabemos qué pensar", comenta. Eso sí, está satisfecho con que se haya aprobado la junta de compensación, que es el órgano que define los costes para cada vecino.

Cuenta también que muchos de los que viven allí son gente joven que heredó la propiedad de sus padres y ahora tiene que "cargar" con esta situación. "Si a los que construyeron en suelo rústico ya les cuesta entender que tienen que pagar, para los que ni siquiera lo hicieron es ya más complicado", manifiesta.

El abogado que lleva los trámites, Antonio Tornay, resalta que esas parcelas ya están contempladas en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Dos Hermanas, por lo que "ya se pueden considerar vecinos de pleno derecho de la ciudad".

  • 1