Local

Los militares protestan contra la ley que será "su muerte civil"

El Gobierno responde con la promesa de que mejorará sus condiciones.

el 16 oct 2010 / 18:56 h.

TAGS:

Algunos de los asistentes a la manifestación convocada ayer en Madrid por la Asociación Unificada de Militares Españoles.
Unos 300 militares se concentraron ayer frente al Ministerio de Defensa para denunciar la "restricción de libertades" impuesta a su juicio por el Gobierno y exigir cambios en el proyecto de Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas, que supone "la muerte civil de los militares como ciudadanos".


Dos veteranos heridos en el cumplimiento de sus misiones, en Irak y Afganistán, leyeron el manifiesto de la organización convocante, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), en el que se acusa al Ejecutivo de "estrangular" la carrera de miles de militares con "agravios y desigualdades" y de privar a los miembros de las Fuerzas Armadas de sus derechos fundamentales. En el texto leído por el legionario Rubén López García, víctima de la explosión de una mina en Shewan (Afganistán) en 2007, se afirma además que el Gobierno ha abandonado a los heridos en combate y a las familias de los fallecidos, tras asegurar que ahora se intenta restringir a los militares las mismas libertades públicas irrenunciables por las que ellos luchan en favor de otros pueblos.


El sargento Sergio Santiesteban, herido en Diwaniya (Irak) en un ataque de la insurgencia que tuvo lugar en febrero de 2004 y que denuncia desde entonces su situación de "abandono", leyó la segunda mitad del manifiesto, en el que se reprocha al Ejecutivo la "sinrazón y deslealtad" con quienes dan "lo mejor de sí en los cuarteles y en el combate".


Los manifestantes reclaman un régimen transitorio en la aplicación de la Ley de Carrera Militar que respete a quienes verán truncadas sus expectativas profesionales por la entrada en vigor del nuevo sistema, al tiempo que defienden cambios en el proyecto de Ley de Derechos y Deberes para que no recorte la libertad de expresión, asociación y reunión de los miembros de las Fuerzas Armadas. Mientras en la calle protestaban los militares -un centenar según fuentes del ministerio y 2.500 de acuerdo con los organizadores-, la subsecretaria de Defensa, María Victoria San José, convocó a la prensa para hacer una declaración en la que destacaba el compromiso "inequívoco" y "firme" del Gobierno con la modernización de las Fuerzas Armadas y la mejora de sus condiciones profesionales.


San José, que no admitió preguntas de los informadores, señaló que las retribuciones de los militares se han incrementado un promedio de un 25%, subrayó que se ha iniciado el sistema de formación universitaria y precisó que "ya" se cuenta con un sistema de evaluaciones "más transparentes y más objetivo" en relación a los ascensos.
En esta declaración a la prensa, que los responsables de AUME denunciaron desde la tribuna como una "contraprogramación" de la protesta, la subsecretaria recalcó además que las ayudas que se prestan a los militares fallecidos y heridos en operaciones en el exterior y a sus familias "son mejores de lo que eran" con otros gobiernos.


En apoyo a los manifestantes, intervinieron desde la tribuna instalada frente a la fachada posterior del Ministerio de Defensa representantes del Sindicato Unificado de Guardias Civiles (SUGC), la Unión de Oficiales (UO), el Sindicato Unificado de Policía (SUP), uno de los sindicatos de los Mossos d'Esquadra, el Movimiento contra la Intolerancia y la Sociedad Española de Control del Tráfico Aéreo (Sodecta).

  • 1