Local

Los ministros repiten por vacaciones

Los ministros reinciden en los destinos vacacionales de años anteriores. La mayoría de los miembros del gabinete de Zapatero reducen sus días de asueto.

el 31 jul 2010 / 18:59 h.

TAGS:

Las ministras Trinidad Jiménez y Carme Chacón, en distendida charla con Zapatero.

Los ministros serán fieles a sus costumbres y en su inmensa mayoría repetirán destino y aficiones para pasar las vacaciones, siguiendo así la máxima atribuida a Santa Teresa de que en tiempo de tribulaciones, es mejor no hacer mudanza. Eso sí, algunos, y debido precisamente a la crisis, quizá pasen más días de lo habitual en Madrid para no desatender su trabajo.

Por primera vez desde que llegó a La Moncloa, el presidente de Gobierno no tomará vacaciones, pasará la mayor parte del mes en su despacho analizando la evolución de los datos económicos y preparando el nuevo curso político. Sólo se permitirá un par de fines de semana de descanso junto a su familia en León y en la finca de Quintos de Mora (Toledo), antes de iniciar a finales de agosto una visita oficial a China y Japón.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, volverá a Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Este año no hará su tradicional gira por Iberoamérica pero estará en su despacho de Madrid hasta la segunda semana de agosto. Los otros dos vicepresidentes también se mantendrán fieles a sus aficiones: Elena Salgado tratará de pasar unos días en la montaña aunque sin quitar el ojo a la situación económica. Y Manuel Chaves pasará unos días en la costa andaluza. Pero también verá recortadas sus vacaciones puesto que durante la primera quincena de agosto mantendrá parte de su actividad política.

Otro que tampoco cambia sus hábitos es Alfredo Pérez Rubalcaba, y es que el ministro del Interior volverá a pasar un par de semanas de descanso en Asturias. José Blanco, titular de Fomento, se dividirá entre Madrid y Galicia, donde se dedicará a uno de sus pasatiempos favoritos, la cocina; y Miguel Sebastián, ministro de Industria, repetirá destino -Almería- y afición -submarinismo-.

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, es otra de las que prefiere el mar y ha elegido los pueblos de la Costa Brava para viajar con su familia.

Francisco Caamaño, ministro de Justicia, es de los pocos que se decanta por el extranjero y viajará a algún país mediterráneo (Grecia o Italia). Después pasará unos días en su Galicia natal, en la Costa da Morte, y aprovechará para leer y practicar la vela.

Como en veranos anteriores, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se desplazará hasta Francia, y allí, además de practicar tenis, quiere leer las memorias de Máximo Cajal.

Bibiana Aído, titular de Igualdad, también saldrá de España y viajará una semana al norte de Europa, aunque intentará hacer alguna escapada a Cádiz para visitar a familiares y amigos.

Entre San Sebastián y Málaga, como es habitual en ella, pasará unos días la responsable de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, que quiere dedicar a leer, pasear y disfrutar de su familia y amigos. También hará un hueco para trabajar en los objetivos de su ministerio, como la Ley de la Ciencia y la Estrategia Estatal de Innovación.

Tampoco desconectará del todo la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien tendrá que interrumpir su periodo vacacional, que transcurrirá entre su tierra, Málaga, y Galicia, para atender algunas citas "ineludibles" en Madrid. Ángeles González-Sinde, titular de Cultura, se moverá entre Alicante y Cádiz, y se ha reservado un hueco para asistir al Festival del Cante de las Minas, en la Unión (Murcia), que se celebra del 3 al 14 de agosto.

Para el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, unas vacaciones ideales pasan por la lectura, el aire libre y el deporte "de interior" (la cinta de correr), en la Costa Dorada a partir de la segunda semana de agosto, una vez encarrilada la reforma laboral.

Muy pocos días de asueto se va a permitir el responsable de Educación, Ángel Gabilondo, que se desplazará hasta alguna playa del sur. En Almería pasará sus vacaciones la titular de Defensa, Carme Chacón, que las quiere dedicar sobre todo a su hijo y su familia, y también a leer.

  • 1