Local

Los municipios con más parados se repartirán 360 millones más

El plan de Zapatero para activar el empleo a través de los ayuntamientos dejará en Andalucía 1.426 millones a los que la Junta sumará otros 360 millones, pero poniendo el foco en los municipios con más paro. Será el cuarto paquete de medidas contra la crisis, que será aprobado el martes que viene.

el 15 sep 2009 / 19:16 h.

TAGS:

I. Morillo / I. Carretero

El plan de Zapatero para activar el empleo a través de los ayuntamientos dejará en Andalucía 1.426 millones a los que la Junta sumará otros 360 millones, pero poniendo el foco en los municipios con más paro. Será el cuarto paquete de medidas contra la crisis, que será aprobado el martes que viene. Para poder pagarlo, la Junta se endeudará más.

En 99 de los 105 municipios de la provincia de Sevilla aumentó el número de desempleados en el último año. Hubo casos alarmantes como el de Lantejuela, que rozó el 72%. A localidades como ésta, en las que la escalada del paro ha sido sangrante, va dirigido el plan que aprobará el Consejo de Gobierno andaluz el próximo martes y que fue anunciado ayer por Manuel Chaves en rueda de prensa. Se trata de una medida complementaria a la que puso en marcha el Gobierno de Rodríguez Zapatero el pasado viernes, aunque en el caso andaluz aún están por cerrar los detalles sobre el funcionamiento. Es, en cualquier caso, un plan concebido para impulsar el empleo y hacer a los ayuntamientos los principales actores de esta tarea.

El denominado Programa de Transición al Empleo estará dotado con 360 millones de los que 300 tendrán, según el presidente, una incidencia directa en la creación de empleo. El resto irá destinado a la formación de desempleados. Al igual que ocurre con el fondo municipal de la Administración central, serán las corporaciones locales las que ejecuten los proyectos, relacionados en la mayoría de los casos con obras de rehabilitación, patrimonio o la eliminación de barreras arquitectónicas.

¿Qué municipios se podrán repartir el dinero de la Junta? Si en el caso del fondo estatal el criterio único para la distribución es la población, el Gobierno andaluz introduce otro parámetro que combinará con el anterior: el número de desempleados y el aumento de la tasa de paro desde que se agravó la crisis. El objetivo es "cubrir lo que pueda dejar al descubierto el Gobierno central", según explicó a este periódico la consejera de Gobernación, Clara Aguilera. Introdujo un matiz: "Nunca se utilizará sólo el parámetro del desempleo dejando a un lado el de población porque sería introducir un criterio de discrecionalidad". Tanto Chaves como la consejera dejaron en el aire los detalles para articular la medida: los plazos para solicitar los proyectos -el presidente sólo habló de "flexibilidad" y de que su objetivo es que el efecto del programa sea "inmediato"- y el nivel de compatibilidad con la ejecución de proyectos estatales. El presidente sólo avanzó que a la hora de contratar las obras se priorizará a las pymes, pero la letra pequeña del plan no será aprobada hasta el próximo martes por el Consejo de Gobierno a través de un decreto-ley que tendrá que ser convalidado por el Parlamento.

Que se acuda al decreto-ley de nuevo no es casual. La Junta tiene prisas en sacar adelante el plan ya que su financiación se cargará al Presupuesto de 2008. Como en el ejercicio que ahora acaba la Junta no ha agotado su capacidad de endeudamiento, recurrirá a esta vía para conseguir dinero antes de que acabe el año y poder pagar su plan extraordinario. Para el Presupuesto de 2009, el año de la crisis sin paliativos, esa posibilidad ya está totalmente agotada.

Endeudarse más. En una comparecencia en el Parlamento, el vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, se mostró ayer a favor de "aumentar el endeudamiento en este momento", pero con condiciones para no detraer recursos al sector privado.

Griñán, que compareció a petición del grupo socialista para replicar a la estrategia del PP que acusa al Gobierno andaluz de realizar subastas millonarias de dinero público, defendió que estas operaciones se han hecho con "publicidad, transparencia y libre concurrencia" y que no ha supuesto que la Junta deje de pagar a sus proveedores y a los ayuntamientos. Los excedentes de liquidez vienen por los 2.500 millones de euros que abonó Zapatero por la liquidación de la financiación, dinero que "el PP dejó a deber", y por el anticipo de 300 millones de la deuda histórica. El vicepresidente defendió que la gestión de la Tesorería ha permitido, desde 2004, obtener 650 millones de euros. El próximo ejercicio se consignan 548,7 millones de euros por remanente de Tesorería, 80 para proyectos para las corporaciones locales.

  • 1