Economía

Los municipios melocotoneros fueron los que más recortaron el paro en Sevilla

El descenso del paro en Sevilla en mayo se debió sobre todo a la campaña del melocotón y la nectarina y, en menor medida, al empuje del empleo en el ladrillo por las obras municipales. Las localidades de Villanueva de San Juan, Lantejuela, Tocina o Cantillana recortan desempleo. 20 siguen sumando.

el 16 sep 2009 / 03:51 h.

El descenso del paro en Sevilla en mayo se debió sobre todo a la campaña del melocotón y la nectarina y, en menor medida, al empuje del empleo en el ladrillo por las obras municipales. Las localidades de Villanueva de San Juan, Lantejuela, Tocina o Cantillana recortan desempleo. 20 siguen sumando.

El recorte del desempleo en la provincia de Sevilla durante mayo pasado arroja un combinado de color melocotón y rojo ladrillo. El primero obedece a la campaña de recogida de esa fruta, que se inicia precisamente ese mes y ejerce un fuerte poder de arrastre sobre el empleo agrario. El segundo, a las obras acometidas por los ayuntamientos con cargo a los fondos anticrisis de las administraciones central y autonómica.

Así se desprende al analizar los datos del desempleo registrado en mayo en las localidades sevillanas, facilitados por el antiguo INEM, y de los que también se concluye que existe un incremento preocupante de parados entre quienes acceden por vez primera al mercado laboral (colectivo sin empleo anterior). Se trata de una comparación respecto a abril para la provincia, que suma dos meses de descenso de las personas sin trabajo, tras un año de subidas -en España mayo supuso la primera caída tras catorce meses, al igual que en Andalucía-.

Así, pueblos muy vinculados a la recogida del melocotón y la nectarina, como los de Tocina, Villanueva del Río y Cantillana, se encontraban en mayo entre los que más disminuían los niveles de desempleo. Villanueva de San Juan, sin embargo, fue la localidad con mejor comportamiento del mercado de trabajo, después de apuntarse una caída del 19,79%. No en vano, es uno de los dos únicos municipios -el otro es El Madroño- de la provincia que disminuyen el desempleo en el último año -lo ha hecho en un -7,23%-. La clave, de nuevo, el campo, entre cuyos trabajadores la sangría laboral se acortó un 53,3%. Tierra agraria.

Mientras, Lantejuela, entre los pueblos con más impacto de la recesión sobre los empleos, pues en doce meses un 74,48% más de sus vecinos carecen de ocupación, acometió en mayo el segundo mayor tijeretazo de Sevilla en la estadística del paro, con el 17,32%. Y aquí, a diferencia de Villanueva de San Juan, agricultura y ganadería, ni fu ni fa. Fueron la industria -por la presencia de pequeñas empresas, muchas de ellas auxiliares del negocio del ladrillo-, los servicios y la construcción los sectores que realmente tiraron el mes pasado del carro laboral.

Siguiendo con el cotejo de mayo respecto a abril, la hemorragia del desempleo siguió brotando en 20 de los 105 municipios con los que cuenta la provincia de Sevilla -ver el cuadro anexo-. En términos porcentuales -aunque su número absoluto, en vecinos, es de escasa relevancia en el cómputo general-, la peor evolución se cosechó en Castilleja del Campo, donde el paro se incrementó un 14,8%, y todo en la construcción. Curiosamente, la localidad con más recorte del desempleo en el último año, El Madroño (bajó un -28,57%), tuvo un aciago mayo, cuando la crisis se llevó por delante a una persona -léase bien, había 9 desempleados, y ahora hay 10-.

Mientras, en las localidades más pobladas y, por tanto, las que tienen mayor impacto en las cuentas del INEM -Sevilla capital, Dos Hermanas, Utrera, Alcalá de Guadaíra o Camas-, mayo deparó una evolución dispar, aunque ninguna destacó, ni por el lado malo, ni por el bueno.

En los listados, el signo negativo, de disminución de las personas sin actividad, escasea delante de los porcentajes del colectivo sin empleo anterior. Jóvenes sin trabajo.

  • 1