Local

Los municipios ralentizan sus PGOU a la espera del Potaus

El 20 de enero de 2007 debían estar todos los PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) adaptados a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), que entró en vigor cinco años antes, pero a día de hoy el cumplimiento es mínimo en el área metropolitana de Sevilla, como en el resto de Andalucía.

el 15 sep 2009 / 17:28 h.

TAGS:

El 20 de enero de 2007 debían estar todos los PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) adaptados a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), que entró en vigor cinco años antes, pero a día de hoy el cumplimiento es mínimo en el área metropolitana de Sevilla, como en el resto de Andalucía. La crisis y la espera de áreas de oportunidad son las claves.

De los 46 municipios de la aglomeración urbana sólo seis tienen en vigor un nuevo PGOU adaptado a la LOUA, mientras que apenas tres los han aprobado provisionalmente (el paso previo a que el documento sea revisado por la Junta de Andalucía que debe aprobarlo definitivamente). Es más, éste será un año prácticamente en blanco para la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio en lo que a aprobación definitiva de PGOU se refiere: hasta la fecha sólo ha ratificado dos, uno de ellos en la Gran Sevilla (el de Los Palacios y Villafranca) y, hace unas semanas, el de Herrera.

En general se observa un parón que la Consejería de Ordenación del Territorio atribuye, entre otras cosas, a la crisis que implica que donde antes había muchos promotores empujando para la liberación de suelo en el que desarrollar sus proyectos, ahora haya un compás de espera confiando en que llegarán tiempos mejores. Pero en el área metropolitana hay otra circunstancia añadida y es que las administraciones locales están a la espera de que se ratifique el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), que recoge las áreas de oportunidad, tanto residenciales como productivas, es decir desarrollos de carácter supramunicipal, que no computan en las restricciones del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y que conllevan un apoyo decidido de las demás administraciones para su ejecución.

En este sentido, fuentes de Ordenación del Territorio reconocieron que se está detectando esta situación entre los municipios de la Gran Sevilla, ya que desarrollarán sus PGOU en función de cómo salgan parados cuando se conozca del Potaus. Este documento se encuentra actualmente en fase de estudio de las más de 300 alegaciones presentadas, la mayoría de ellas reclamando más áreas de oportunidad. Frente a las 47 inicialmente previstas, la cifra se elevará finalmente a más de 70, con la incorporación de una treintena, especialmente en la segunda corona y al calor de la futura ronda de circunvalación SE-40.

Una excusa que ponen algunos consistorios para no emprender la revisión o redacción de sus PGOU, en el caso de los que funcionan todavía con normas subsidiarias, es la falta de medios, sobre todo los más pequeños. Sin embargo desde Ordenación del Territorio recuerdan que existen subvenciones para este cometido: hasta el pasado mes de enero se habían concedido más de 1,7 millones de euros. La propia Diputación de Sevilla tiene un servicio con técnicos que apoyan a aquellos municipios que lo precisan, y prácticamente lo redactan.

  • 1