Local

Los municipios tendrán que medir en 2010 sus emisiones contaminantes

Medio Ambiente dará una herramienta informática y formación a los alcaldes.

el 20 dic 2009 / 20:03 h.

TAGS:

Imagen del Polo Químico de Huelva, un foco de emisiones contaminantes en retroceso.
A la carrera contra el cambio climático le quedan pocas vueltas. O las administraciones se dejan la piel en el sprint final o la tierra acabará perdiendo. Es una batalla en la que todos tienen parte, porque todos, de la mayor ciudad a la aldea más remota, tienen su parte de culpa en los excesos de emisiones contaminantes a la atmósfera. Para implicar a todos los rincones de Andalucía, la Consejería de Medio Ambiente va a pedir en 2010 a todos los municipios de la comunidad que midan sus emisiones de CO2 per cápita: saber cuánto se emite y con qué fuentes es el primer paso para reducir el dióxido y educar a los andaluces a evitar prácticas nocivas.

Según explica la consejera del ramo, Cinta Castillo, ya ha explicado su plan en su visita de esta semana a la cumbre del clima de Copenhague: se va a entregar a los ayuntamientos una herramienta informática, con parámetros diseñados por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), y se formará a los funcionarios en su manejo para que puedan medir sus emisiones. "Se les dan los medios y la formación y, a cambio, se les pide el compromiso de desarrollar un plan de mejora ambiental si sus datos no son los mejores", abunda la consejera.

Este plan será de inmediata aplicación. En enero, Castillo y la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo (de quien depende el IEA), firmarán un acuerdo para la cesión del uso de los modelos de análisis y los formularios estadísticos. A continuación, se creará un equipo de asesoramiento técnico que diseñe los cursos que se darán en los consistorios y se espera que a finales de enero o "a más tardar en febrero", se pueda firmar un pacto sobre el uso de estos datos con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). El convenio llevará aparejada formación técnica y consejos para que los munícipes los sepan leer y actúen en consecuencia "y puedan reducir emisiones en su política diaria en energía, en agua, en residuos... y, sobre todo, puedan educar a las generaciones que vienen detrás". "Si algo hemos constatado en Copenhague -señala la consejera- es que la acción local es fundamental para lograr el cambio de acción y de conciencia".

En las primeras parcelas en las que habrá que aplicar estos cambios será en la agricultura y en el turismo. La modelo de explotación intensiva de ambos ya no es "sostenible" y "antes de 40 años, en algunas zonas de Andalucía habrá que cambiar de cultivos o limitar la oferta de sol y playa, pues no será viable". Este replanteamiento verde deberá implicar, avisa Castillo, a todo el Gobierno andaluz. Por ahora, la respuesta que está recibiendo de sus compañeros es "bastante positiva".

Laboratorio mundial. 2010 será un año de refuerzo en las políticas conservacionistas, pues como muy tarde en marzo se aprobará en el Consejo de Gobierno un Plan Andaluz de Adaptación al Cambio Climático, el primero que aprobará una comunidad autónoma. Ese plan contempla, además de la vertiente municipalista, la creación de una red con 150 espacios protegidos en los que se examinará minuciosamente el efecto del calentamiento de la tierra; entre ellos destacan cuatro enclaves "casi antitéticos" en los que estudiar esos cambios en condiciones muy diversas: los desiertos de Almería, el Estrecho de Gibraltar y los Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada. "Ni en España ni en toda Europa un solo territorio alberga espacios tan diferentes, de la nieve al desierto, al humedal, a la mezcla de aguas atlánticas y mediterráneas. Por eso los estudios que se desarrollen en estos espacios serán motivo de estudio aquí en todo el continente. Podremos realizar pronósticos de la incidencia del cambio climático a nivel mundial. El Comité de Regiones nos ha transmitido su vivo interés en este plan", añade la consejera.

Los datos que se obtengan en estos puntos de medición se entregarán a la sede malagueña de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con quien Castillo se ha reunido en Copenhague, y desde allí se distribuirán por toda Europa. "Hay que compartir experiencias para, entre todos, salvar la biodiversidad".

Al 70%. La consejera sostiene que se han ejecutado ya al 70% las 140 medidas de su Programa de Mitigación del cambio climático, cifra que Greenpeace, Adena y Ecologistas en Acción rebaja al 35 o 40%. Desde 2007 se han dejado de emitir a la atmósfera cuatro millones de toneladas de gases contaminantes y hoy Andalucía es la tercera región que menos emite, con 56.721.004 toneladas de dióxido de carbono.

  • 1