Cultura

Los músicos llevan su alternativa al ERTE de la Sinfónica

Están dispuestos a bajarse el sueldo si se les da voto en temas clave, no se renueva a Halffter y se busca un gerente que se dedique sólo a la orquesta

el 17 jul 2013 / 23:35 h.

sinfonica_portada.jpg El comité de empresa de la Orquesta Sinfónica hizo ayer una propuesta alternativa para evitar el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) presentado por la gerencia de la formación, que pretende ahorrar un 5% de los gastos salariales de 2013 –240.000 euros– enviando 18 días al paro a los músicos y administrativos –unos 115 empleados–, del 30 de agosto al 16 de septiembre. Los trabajadores estarían dispuestos a bajarse el salario en un 5%, lo que supondría ahorrar la cantidad necesaria para cuadrar las cuentas de la ROSS sin que esto afecte a la programación ni a la imagen de la formación, pero ponen cuatro condiciones. En primer lugar, reclaman participar en la elección del nuevo director de la orquesta, tras la finalización del contrato del maestro Pedro Halffter, que termina en 2014, al que no quieren que se renueve. También demandan la creación de una comisión de programación con la participación de los músicos, a fin de controlar los gastos de los programas elegidos, así como el nombramiento de una gerencia profesional en exclusiva para la orquesta a igual que las del resto de formaciones andaluzas, ya que en el caso de la de Sevilla, la gerente, Remedios Navarro, lo es también del Teatro de la Maestranza. El comité de empresa también solicita la apuesta por el futuro mediante la prórroga del vigente convenio colectivo durante tres años con, las mismas subidas salariales que tengan los trabajadores de Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Sevilla. Estas medidas han sido puestas encima de la mesa en la reunión que ayer celebraron los trabajadores y la gerencia. La empresa respondió diciendo que lo único que podría negociar es el punto del convenio colectivo, ya que las otras tres peticiones no son competencia de la gerencia, sino del consejo de administración –Junta y Consistorio–. Los trabajadores han manifestado a la gerencia que para hablar de su propuesta están dispuestos a reunirse cualquier hora y día. Así las cosas, el día 24 se vuelven a ver las partes. Es el último día que establece la ley, por lo que lo previsibles es que ese día se certifique la falta de acuerdo y se ejecute el ERTE. “Nos ha dado la sensación de que no tienen ningún interés por negociar. Quieren hacer el ERTE y punto”, dijo a El Correo el presidente del comité, José Carlos Pérez, que avanza que los trabajadores van a estudiar medidas de presión.

  • 1