Local

Los necesarios límites de la fiesta

La Feria de hoy nada tiene que ver con la original, aquella creada para la compra y venta de ganado en 1847. Eso obligó al Ayuntamiento a ir adaptando sus normas en función de las necesidades del Real. Las últimas ordenanzas databan de 1981, aunque retocadas en 2005. El pasado año el Consistorio las modificó, pero no llegaron a tiempo para la Feria, así que se estrenan este año.

el 16 sep 2009 / 01:51 h.

TAGS:

La Feria de hoy nada tiene que ver con la original, aquella creada para la compra y venta de ganado en 1847. Ha cambiado su función, su tamaño, su fisonomía. Eso obligó a los inquilinos del Ayuntamiento a ir adaptando sus normativas en función de las necesidades del Real. Las últimas ordenanzas municipales que vinculaban a la Feria de Abril databan de 1981 (aunque fueron retocadas por última vez en 2005), pero las dimensiones del recinto, el volumen de visitas y las necesidades de la fiesta habían hecho saltar ya las costuras de esa norma. Quedaba estrecha desde hace mucho. El pasado año, el Gobierno local modificó esas ordenanzas pero no llegaron a tiempo para la pasada Feria, así que es este año cuando por fin se estrenan.

Lo hacen con dos "novedades marco" fundamentales: el endurecimiento de las sanciones y la posibilidad de que la Policía Local actúe en situaciones en las que hasta ahora estaba atada de pies y manos, como la posibilidad de clausurar casetas o quitar elementos de publicidad móvil del Real, supuestos que, como no estaban escritos en ningún sitio, no eran sancionables. "Las ordenanzas son un instrumento legal esencial para nuestros agentes, del que hasta ahora carecían y que ahora les faculta para lograr un Real más seguro y fiable", explicó la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, el día de la presentación de la normativa.

Entre las modificaciones destacan las del título VIII, el de infracciones y sanciones. A partir de ahora, las leves se multarán con 750 euros, las graves con entre 751 y 1.500 euros y las muy graves pueden oscilar entre los 1.501 y los 3.000 euros; en este último caso cabe la posibilidad de que se retire la licencia de la caseta. Más allá del dinero, lo importante es que se aprietan las tuercas a los propietarios de las casetas que, hasta ahora, hacían la vista gorda sobre los toques de atención municipales. Por eso, una infracción leve repetida dos años consecutivos o tres alternos pasa a considerarse grave y será muy grave la infracción grave reiterada durante dos años consecutivos y tres alternos. "Había casetas que cometían las mismas faltas graves de forma reiterada durante años consecutivos y sólo se les podía multar. A partir de ahora (...) se contempla la posibilidad de retirar la concesión de la titularidad", explica el texto.

Hay también novedades muy prácticas: ahora queda prohibido usar los espacios en los que no se ha dado licencia de ocupación, lo que veta en la práctica la tradicional presencia de sillas y mesas en la puerta o en la parte trasera de las casetas. Por motivos de seguridad esa estampa será historia desde este año. Además de los vendedores de agua, flores, helados y algodón, también los fotógrafos de calle -los del caballo de cartón- deberán sacar su correspondiente permiso y se prohíben los anuncios, en soporte humano o mecánico, móviles o estáticos, en un radio inferior a un kilómetro del recinto ferial.

Las casetas de más de tres módulos deberán tener al menos dos salidas o entradas, los extintores serán obligatorios en el montaje y el desmontaje y no podrán comenzar a desvestirse las casetas antes de la medianoche del domingo.

Las normas, una a una. Coches de caballos: Las nuevas ordenanzas establecen en 700 el número máximo de carruajes que pueden acceder al día en la Feria. Se otorgarán un máximo de 1.400 matrículas, concedidas en días pares e impares, que irán rotando cada año. Ambas disposiciones ya se estaban aplicando en la práctica, pero no constaban en la norma. Las solicitudes se harán entre el 16 y el 31 de enero y se amplían los métodos para oficializar la documentación.

Ordenación de casetas. La normativa aprobada el año pasado por el Ayuntamiento hispalense contempla nuevos elementos de seguridad a petición de los Bomberos en las 1.047 casetas que componen el Real y que vinculan a las más de 1.200 que siguen en lista de espera, sin suelo. Ahora las casetas de tres módulos o más tendrán como mínimo dos puntos de acceso o salida, con una anchura mínima de 1,20 metros (así pueden entrar sillas de ruedas). Si tienen esas dimensiones también han de adecuar sus aseos a los discapacitados. Todas las casetas deberán tener un extintor en las tareas de montaje, durante la Feria y en el desmontaje; antes sólo debían tenerlo durante el evento.

Calendario. El montaje de las casetas debe estar acabado a las 12.00 horas del día del Alumbrado o lunes de Feria, de forma que se elimine esa estampa de operarios y socios arreglando sus casetas en el último momento. "Eso se hace para que los servicios de inspección y recogida de residuos puedan actuar con rapidez". El plazo para el desmontaje se amplía de siete a 15 días y se prohíbe que ese desmontaje se inicie antes de las 24.00 horas del domingo.

Sanciones. El Consistorio ha fijado una lista de faltas leves, graves y muy graves. Las primeras llevan aparejadas multas de entre 150 y 750 euros. Las graves se sancionarán con multas de 751 a 1.500 euros (ahora van a los 150 a los 600) y las muy graves se siguen sancionando con la retirada de la concesión administrativa y se incorpora una multa que va de los 1.501 a los 3.000 euros. Ahora se contempla la acumulación de sanciones menores como multas graves.

Funcionamiento. Queda recogido expresamente que no se utilizarán los espacios para los que no se ha dado licencia de ocupación. Así, se detectan casos en los que con sillas y mesas se ocupan las zonas traseras de las casetas (que son vías de servicio) o las delanteras (que son paseos peatonales). También se recoge el permiso para prestar servicios de venta de agua, flores, helados y algodón, que ya estaban regulados, y se añade la figura de los servicios fotográficos, que hasta el momento no se contemplaba. Además, se especifica la prohibición de publicidad en las vías de acceso a la Feria en el radio de un kilómetro, así como en las del Real, donde sólo se admite que formen parte del mobiliario urbano.

  • 1