Los ‘ni-nis’ mayores buscan su sitio

Unos 200.000 andaluces de esta franja de edad, con una tasa de paro del 42%, se quedarán en el limbo

el 29 dic 2013 / 23:30 h.

En Andalucía la tasa de paro de los menores de 25 años supera el 67% En Andalucía la tasa de paro de los menores de 25 años supera el 67% Tienen entre 25 y 29 años, soportan una tasa de paro del 42% en la comunidad y se van a quedar fuera de la principal herramienta del Gobierno central para fomentar el empleo joven. La Junta denuncia que unos 200.000 andaluces de esa franja de edad se verán excluidos de la Garantía Juvenil, una iniciativa que cuenta también con financiación europea y que persigue un objetivo ambicioso: que todos los jóvenes reciban una oferta de trabajo, prácticas o formación a los cuatro meses de apuntarse a las listas del paro. La Garantía Juvenil surgió para tratar de atajar el dramático paro joven en la Eurozona. Este programa fue concebido para asistir a los ni-nis (ni estudian ni trabajan) menores de 25 años, pero hubo muchas voces críticas y finalmente el Parlamento Europeo extendió la medida a todos los menores de 30 años (mayores de 16). La Junta de Andalucía ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que haga lo mismo, es decir, que no limite la iniciativa a los que tengan menos de 25 años. Lo hizo el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, en la conferencia sectorial de empleo, pero su demanda no ha tenido éxito. El borrador del plan nacional de implantación de la Garantía Juvenil pone el tope en los 25 años. Al Ejecutivo autonómico le preocupa que casi 200.000 jóvenes andaluces de entre 25 y 29 años (unos 778.000 en todo el país) se vayan a quedar fuera de los próximos programas de empleo. A España le corresponden 1.800 millones de euros procedentes de la Unión Europea: 900 en 1014 y otros 900 en 2015. La emergencia es absoluta. Andalucía sufre una tasa de paro del 67,48% en sus menores de 25 años, y el desempleo entre los que tienen 25 y 29 años se sitúa en el 42%, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Estos últimos quedarán al margen de la Garantía Juvenil. Además, el paro en este colectivo de los ni-nis mayores ha experimentado un bochornoso incremento del 270% desde que comenzó la crisis en 2007, más acentuado incluso que el aumento en los menores de 25 años. La Junta esgrime varios argumentos para presionar al Gobierno del PP a cambiar sus planes. Primero, que Europa ha extendido a todos los menores de 30 años esta nueva iniciativa. También sostiene que los ni-nis mayores podrían beneficiarse más de las políticas que se pondrán en marcha que los menores de 25, ya que muchos de estos se pueden encontrar en distintas fases educativas y, por tanto, quedarían fuera de los programas tal y como los ha concebido Europa. Según la Junta, el Ejecutivo está “contradiciendo sus propias políticas”, ya que ha aprobado numerosas medidas que incluyen a los menores de 30 años, como la tarifa plana para autónomos, la compatibilización de la prestación por desempleo y el alta en el RETA, los estímulos a la contratación o los contratos Generaciones, Primer Empleo y Prácticas. La Consejería de Economía también critica que aún desconocen en qué va a invertir el Gobierno el 50% de los fondos que corresponden a cada comunidad (que es el porcentaje que se reserva para su gestión), ya que carece de competencias en materia de políticas activas de empleo. experiencia europea // Los países de la UE respaldaron la Garantía Juvenil en abril de 2013. Su desarrollo y la puesta en marcha exigirá una estrecha cooperación entre todas las principales partes interesadas: administraciones públicas, servicios de empleo, centros de orientación profesional, centros de educación y formación, servicios de apoyo a la juventud, empresas, empleadores, sindicatos, etc. La intervención y activación tempranas son fundamentales y, en muchos casos, también son necesarias reformas, por ejemplo de la formación profesional y los sistemas de educación. Los países de la UE están elaborando actualmente planes nacionales de aplicación de la Garantía Juvenil. La Comisión Europea les ayuda a desarrollar sus planes y a arrancar esta iniciativa lo antes posible. La Comisión también facilita el intercambio de buenas prácticas entre gobiernos, principalmente a través del Programa de Aprendizaje Mutuo de la Estrategia Europea de Empleo. Uno de los ejemplos a imitar es el caso de Finlandia, que ha creado ya un sistema global de Garantía Juvenil. Según una evaluación de Eurofound realizada en 2011, el 83,5% de los jóvenes que buscaban empleo recibió una oferta satisfactoria en un plazo de tres meses tras su inscripción como desempleados. El sistema finlandés ha permitido que los planes personalizados para jóvenes se hayan elaborado más rápidamente y, a la larga, se haya reducido el desempleo.

  • 1