Toros

Los niños de Utrera podrán asistir gratis a las novilladas de promoción

La empresa Pagés se suma así a la reacción contra la polémica medida municipal que pretende prohibir la entrada a los festejos a los menores de siete años.

el 04 jul 2013 / 09:31 h.

TAGS:

  • Danos tu opinión sobre esta noticia en nuestra página de Facebook.
  Los niños de Utrera podrán asistir gratis a ver la actuación de sus novilleros paisanos –los aspirantes Fernando González y Daniel Araújo- en el ciclo de promoción de nuevos valores que se celebra durante el mes de julio en la plaza de la Maestranza. La decisión de la empresa Pagés se enmarca dentro de la reacción de los colectivos profesionales taurinos a la polémica medida que pretende prohibir la entrada de niños pequeños a los festejos taurinos de la localidad sevillana, considerada histórica cuna del toro bravo. La plaza de toros de Utrera fue inaugurada en 2010. / Javier Díaz La plaza de toros de Utrera fue inaugurada en 2010. / Javier Díaz Tal y como han señalado fuentes de la propia empresa Pagés, esta invitación permitirá que cerca de medio centenar niños de Utrera acompañados de sus padres o tutores puedan asistir de forma gratuita a los festejos que se celebrarán esta misma noche y al del próximo 18 de julio. La iniciativa ha sido coordinada por la Federación Taurina de Utrera, que ya alentó el pasado día 26 de junio la lección magistral de toreo de salón protagonizada por Morante de la Puebla y Juan José Padilla en las puertas del propio ayuntamiento utrerano. La aprobación inicial de la ordenanza municipal de protección de los animales en Utrera incluía un artículo que vedaba la entrada de los niños menores de siete años a los festejos taurinos, una medida que fue consensuada en una serie de reuniones en las que, con la única ausencia del PP que se abstuvo en la votación, participaron todos los grupos políticos de la ciudad del mostachón (PA, PSOE y UPyD, que votaron a favor) junto a la asociación animalista Ddvida. En voz baja se asegura que todos los grupos políticos parecen dispuestos a dar marcha atrás después de la tremenda polvareda mediática levantada y la decidida reacción coral de las asociaciones profesionales taurinas. Pero la tramitación de esta ordenanza ha coincidido en el tiempo y el espacio con el enésimo aplazamiento de la ILP que pretende declarar la fiesta de los toros patrimonio inmaterial cultural en el Congreso de los Diputados. A este panorama hay que sumar el derribo de la plaza de toros de Burgos, que celebrará esta misma tarde el último festejo de su historia sin contar con el proyecto de un nuevo coso, y el anuncio de la tramitación de una normativa autonómica que impedirá que los niños menores de doce años puedan asistir a los toros en Galicia.

  • 1