Local

Los no residentes sólo podrán circular 45 minutos por el Centro

El centro se dividirá en cuatro zonas y las entradas y salidas estarán controladas por cámaras de vigilancia.

el 15 feb 2010 / 12:09 h.

TAGS:

Un agente de la Policía Local regula el tráfico en Reyes Católicos, uno de los accesos al Centro de la ciudad.

El Centro de Sevilla estará dividido en cuatro sectores para controlar sus entradas y salidas y evitar así que se convierta en lugar de paso de los vehículos que quieren atravesar la ciudad. Los coches de los residentes de un sector sólo podrán entrar y salir por el que les corresponda según la zona en la que están censados. Quienes no vivan en el casco histórico tampoco podrán salir por otro sector, a pesar de que tendrán la opción de permanecer en el Centro un máximo de 45 minutos. Si se incumple la norma, el conductor podrá ser sancionado con una multa de 90 euros.

Será a partir de septiembre cuando se ponga en marcha de forma definitiva este nuevo Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, aunque el periodo de pruebas arrancará entre primavera, después de la Semana Santa, y verano.

El concejal de Movilidad, Francisco Fernández anunció ayer que el Centro quedará dividido en cuatro zonas -noreste, noroeste, sureste y suroeste-, con varias entradas y salidas cada una, todas ellas vigiladas por cámaras -13 para las entradas y 9 para las salidas- que identificarán la matrícula para detectar si el vehículo está o no autorizado a entrar y permancer en esa zona determinada y en horario de 08.00 a 22.00 horas.

Estas cámaras de vigilancia comenzarán a instalarse en breve y después de Semana Santa, se harán los ajustes y las primeras pruebas para hacerle llegar a quienes se salten la norma las notificaciones informativas, que se harán oficiales después del verano. A la vez, comenzará una campaña informativa para que el ciudadano conozca el nuevo sistema.

Así, y aunque al principio las medidas sancionadoras serán sólo informativas, a partir de los próximos meses sólo tendrá acceso autorizado al Centro de forma libre por cualquiera de las cuatro zonas el transporte público, motocicletas y ciclomotores y los vehículos destinados a la carga y descarga, mientras que los residentes podrán circular sólo por su zona. En cuanto a los clientes de los hoteles, éstos tendrán "categoría de residentes durante su estancia", según afirmó Fernández. Los usuarios de los aparcamientos públicos tendrán la tranquilidad de que las cámaras del Centro de Gestión de Tráfico estarán conectadas con las de los propios parking, por lo que no habrá límites de tiempo.

Francisco Fernández también aclaró las excepciones al tiempo máximo de permanencia en el Centro y aclaró que podrán solicitarse permisos extraordinarios por "si alguien tiene que recoger en un comercio un bulto de grandes dimensiones y cree que va a tardar más de 45 minutos, el comerciante puede informar de la situación para que se le autorice", apuntó el edil de Movilidad.

Además, el Fernández anunció que esta nueva regulación, en la que se invertirán 2,1 millones de euros entre el gasto de las cámaras y del sistema de control, supondrá "para evitar la inevitable picaresca", el cambio de sentido de algunas calles, que no pudo precisar, y la eliminación de toda la zona azul salvo en las calles Adriano y Antonia Díaz, que quedarían fuera del área protegida por las cámaras.


  • 1