domingo, 24 marzo 2019
16:10
, última actualización
Deportes

Los nuevos plazos de la nueva ciudad deportiva del Betis

El club prevé que la remodelación empiece a mediados de mes. Lo primero y más arduo será el garaje subterráneo.

el 03 jun 2012 / 20:58 h.

Panorámica de la ciudad deportiva.
El Betis 2012-13 quiere ser distinto del que ha logrado la permanencia en la 2011-12, pero no sólo en lo que a la esfera futbolística se refiere. Habrá cambios en la plantilla, cómo no, y en la junta de accionistas que analice el ejercicio económico igual también hay modificaciones en el consejo de administración, pero no se acaba ahí la transformación del club verdiblanco. Lo primero, casi por orden cronológico, será la remodelación de su segunda instalación más importante: la ciudad deportiva. El problema es que la obra acumula retraso tras retraso. Primero se anunció para inmediatamente después del final de la Liga, que acabó el 13 de mayo; luego se calculó para principios de junio, y junio ha empezado pero no se ve ni una sola máquina allí; y ahora, por fin, se asegura en Heliópolis que las excavadoras entrarán en el lugar de entrenamientos del Betis a mediados de mes, aproximadamente a partir de la próxima semana.

A día de hoy, el consejo de administración ni siquiera ha adjudicado la obra a ninguna constructora, pero hay confianza máxima en que el lapsus de tiempo entre la designación y el comienzo de la construcción será mínimo. No son buenos tiempos para el sector y cualquier empresa a la que se le conceda un servicio de esta magnitud "tendrá las excavadoras en la ciudad deportiva en cuanto se le diga", indican fuentes verdiblancas.

El objetivo inicial era que la nueva ciudad deportiva estuviese lista para cuando comenzase la próxima campaña liguera, pero se da por hecho que será imposible. Sólo la primera fase de la obra, el garaje subterráneo que estará debajo de los actuales campos de entrenamiento, requerirá de unos dos meses, los que se corresponderán precisamente con lo que quede para el principio del campeonato. Durante su ejecución es imposible que Pepe Mel y sus futbolistas pisen la ciudad deportiva, por lo que se ejercitarán en el estadio de La Cartuja (cuando no estén de viaje, claro) si no hay ningún inconveniente con su césped. Ya fue resembrado tras el concierto de Bruce Springsteen con vistas al España-China y la única duda es cómo estará después del 22 de junio, día en el que toca allí Estopa.

Una vez se haya realizado el garaje, la intención del Betis es que el resto de obras sean compatibles con los entrenamientos de la plantilla profesional, algo imprescindible porque la remodelación y ampliación no estará concluida hasta finales de año como muy pronto. En cuanto a la ampliación, está por ver cómo se efectuará, ya que al lado de la ciudad deportiva se está construyendo ya una nueva ronda urbana que unirá La Raza con el final de la avenida de La Palmera.

MODERNIDAD. La futura ciudad deportiva del Betis, que costará unos 2 millones de euros, no sólo  tendrá un garaje para los futbolistas del primer equipo, aunque esa parte de la obra es la más delicada, por la posible afectación que tenga sobre el césped y el sistema de drenaje. Encima de ese parking se construirá un nuevo edificio de uso exclusivo del primer equipo. También se levantará una nueva grada, con visera incluida, en el espacio que ahora mismo hay entre el campo principal y el campo B; huelga decir que en ese terreno de juego, el más próximo a la avenida de Holanda, jugará sus partidos el filial. Y además habrá un nuevo vestuario para el primer equipo con aguas termales, saunas, jacuzzis, piscinas y un centro médico con las más modernas tecnologías. Ni siquiera se descarta la construcción de otro vestuario para equipos visitantes que quieran entrenarse en la ciudad deportiva.

La ciudad deportiva se somete así a su segunda remodelación de los últimos años. La anterior, culminada bajo el mandato de Luis Oliver, consistió la culminación de los campos de césped artificial y la construcción de los vestuarios para la cantera.

  • 1