Deportes

Los números avalan al técnico

Ha tenido altibajos, buenos y malos partidos, pero por ahora Manolo Jiménez aprueba con nota el examen del banquillo nervionense. Si la Liga hubiera comenzado cuando llegó el técnico de Arahal, el Sevilla ocuparía puesto de Champions. Foto: Javier Cuesta.

el 15 sep 2009 / 00:17 h.

Ha tenido altibajos, buenos y malos partidos, pero por ahora Manolo Jiménez aprueba con nota el examen del banquillo nervionense. Si la Liga hubiera comenzando cuando llegó el técnico del Arahal, el Sevilla ocuparía en estos momentos un puesto de Liga de Campeones, sería cuarto.

Jiménez llegó al banquillo nervionense en la novena jornada de Liga, justo antes del encuentro ante el Valencia. Desde entonces, se han disputado 16 jornadas, en las que el Sevilla ha elevado su rendimiento con respecto a las ocho primeras (ocupaba el puesto 13).

En la Liga ha ganado ocho partidos, ha empatado dos y perdido seis, cinco fuera de casa y uno en el Sánchez Pizjuán ante el Mallorca. Estos registros, siempre contando desde aquel encuentro, dejan al Sevilla en un lugar de gran privilegio en esta personalizada clasificación.

De hecho, desde aquel final de octubre el conjunto nervionense es el cuarto mejor equipo de la Liga, sólo superado por el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético de Madrid. El equipo blanquirrojo mejora los registros de escuadras que le preceden actualmente en la clasificación de Primera, tales como el Villarreal (25 puntos por 26 del Sevilla) y el Espanyol (23 puntos).

Cabe además destacar que en estas cuentas no se incluye el partido aplazado que el Sevilla jugó ante Osasuna en Pamplona. El resultado fue de empate, por lo que en realidad el equipo andaluz suma desde la llegada al primer equipo del entrenador de Arahal 27 puntos, aunque no con un partido más que el resto de equipos.

En cualquier caso, queda claro que los resultados han mejorado desde entonces, e incluso se va corrigiendo el talón de aquiles en el curso liguero, los partidos fuera de casa. Si bien es cierto que el actual preparador no ha podido evitar cinco derrotas a domicilio, también lo es que ha doblado las victorias, aunque, todo hay que decirlo, no era difícil.

Si hasta su llegada el Sevilla sólo había ganado en el estadio del Levante, en las últimas dos jornadas ha sacado seis puntos de sus visitas al Recreativo de Huelva y al Espanyol. Ya, en cualquier caso, había conocido el conjunto sevillista la victoria con Jiménez a domicilio, aunque fuera en la Liga de Campeones con los triunfos en Bucarest ante el Steaua (0-2) y en Praga ante el Slavia (0-3).

Regreso a Europa. Con la buena trayectoria en las últimas jornadas -tres victorias y un empate en las últimas cuatro jornadas-, ha logrado además el Sevilla alcanzar de nuevo los puestos que dan acceso a Europa la próxima temporada. Es algo que no lograba desde la jornada quinta de la presente temporada, cuando cayó, precisamente ante el Espanyol, y descendió desde la quinta a la octava posición.

Corría por entonces el mes de septiembre y tras un buen inicio de temporada con victorias en casa ante el Getafe y el Recreativo el equipo comenzaba a dar las primeras muestras de flaqueza. El empate de ayer entre el Villarreal y el Racing permitió a los bicampeones de la UEFA auparse hasta la sexta posición, aunque empatado a puntos con el Almería.

Un 50% de victorias. En total, con la plantilla a las órdenes del ex jugador y del entrenador formado en la carretera de Utrera, se han disputado 24 partidos, entre Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones, y el balance también resulta positivo: 12 victorias, seis derrotas y seis empates. Donde ha destacado además ha sido en la Liga de Campeones, competición que retoma esta semana. En el máximo torneo continental cuenta sus encuentros -tres- por victorias.

  • 1