Local

Los obispos dan marcha atrás a su disculpa por la Guerra Civil

Los obispos parecen dispuestos a deshacer lo andado y olvidar la petición de perdón que hizo el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, sobre la actitud de la Iglesia en la Guerra Civil, asegurando que "no hay que sacar de contexto las palabras de perdón".

el 14 sep 2009 / 20:35 h.

TAGS:

Los obispos parecen dispuestos a deshacer lo andado y olvidar la petición de perdón que hizo el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, sobre la actitud de la Iglesia en la Guerra Civil. El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el padre Juan Antonio Martínez Camino, dijó que "no hay que sacar de contexto las palabras de perdón" de Blázquez durante la inauguración de la Asamblea Plenaria del lunes.

"Esas palabras de perdón son las que están en el discurso y hay que leerlas como están y no sacarlas del contexto", puntualizó Martínez Camino, que añadió que "el discurso es clarificador e iluminador si no se toma una frase fuera de contexto y se dicen las cosas que se han dicho estos días".

Además, recordó que al referirse "al perdón", Blázquez "cita como eje central" un documento del Episcopado de noviembre de 1999, titulado La fidelidad de Dios dura siempre. Mirada de fe al siglo XX. "Las palabras del discurso tienen su sentido en el contexto, por eso remito a la lectura íntegra del texto", insistió.

Unidad. El portavoz episcopal negó que no haya unidad entre los obispos y aseguró que si bien "es verdad que hay voces que ponen en duda" la cuestión, lo cierto es que "dentro de la normalidad estamos en un momento significativo ya que basta con ver cómo se aprueban los documentos por unanimidad".

Igualmente, aprovechó para anunciar la decisión de los obispos de conmemorar cada 25 de marzo la Jornada de la Vida. Y es que, según aseveró, "una sociedad que no respeta la vida lleva un grave lastre moral". El portavoz explicó que ante una sociedad en la que "se conculca el derecho a la vida" es necesario "poner toda la imaginación" para "defender un derecho humano básico". Así, insistió en que este derecho "no es reconocido por las leyes y poco valorado por la opinión pública".

  • 1