Local

Los ocupas de Nuevo Amate abandonan las viviendas de forma voluntaria

El juez les notificó ayer su imputación por un presunto delito de usurpación.

el 22 ene 2014 / 11:41 h.

amateLas cuatro familias que aún seguían ocupando uno de los pisos vacíos de Emvisesa en Nueva Amate han abandonado las viviendas por voluntad propia después de que el juzgado les notificase ayer su imputación por un presunto delito de usurpación. Una de las vecinas ocupas comentó a esta redacción que dado que el viernes tenían que dejar los pisos para ir al juzgado, han decidido hacerlo ya y dejar de padecer las carencias que venían sufriendo desde el primer día de ocupación. De hecho, no tenían ni luz ni agua y la Policía Local no les permitía visitas ni que les subieran móviles, baterías o cargadores, por lo que estaban incomunicados. Sólo hablaban a gritos por las ventanas con los familiares. “Si no vamos al juzgado dictarán una orden de arresto”, explicó una de las vecinas tras apuntar que ellos no quieren problemas, sólo una vivienda social que puedan pagar para “darle un techo digno a nuestros hijos”. El juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla ha llamado a declarar, en calidad de imputados, a los miembros de estas cinco familias el próximo día 24, ya que, tras la denuncia de Emvisesa, estas personas han sido acusadas de un presunto delito de usurpación. Según sus familiares, ya sólo quedaban cuatro personas en uno de los cinco edificios que forman Nuevo Amate, con 220 viviendas de protección oficial y sólo 72 vecinos realojados (cien según el Ayuntamiento) de la antigua Regiones Devastadas. Bajo la premisa de la necesidad de contar con un techo y la ausencia de recursos económicos para ello, cinco familias asaltaron varias de las viviendas protegidas en esta promoción, sin contar con relación contractual alguna con los pisos en cuestión, extremo que ha motivado que Emvisesa, como titular de las viviendas, haya denunciado la usurpación de las mismas. Hasta esta mañana, la Policía Nacional y la Policía Local seguía vigilando la zona para impedir nuevas ocupaciones y a la espera de que el juzgado emita una orden de desalojo. Precisamente la cita para declarar podría ser el paso previo para que la juez dicte tal orden de desalojo. Las familias reclaman una vivienda social con un alquiler acorde a sus ingresos. Sin embargo, el Ayuntamiento aseguró que ni siquiera habían solicitado una VPO, algo desmentido por las familias que, en algún caso, llevan años esperando una vivienda.

  • 1