Local

Los padres del 15-M... de los ochenta

El Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla cumple 30 años desde que se constituyó para revitalizar el movimiento estudiantil

el 12 feb 2012 / 19:50 h.

TAGS:

Reunión en la Bodeguita San José.

La Bodeguita San José, en la calle Adriano, tiene los achaques propios de la edad. Algún que otro desconchón y puntales verdes desperdigados por el bar dan una idea del paso del tiempo. Al fondo, un grupo de amigos se arremolina en torno a unas cervezas bien fresquitas desafiando a la ola de aire polar siberiano que, junto a la aprobación de la reforma laboral, ha dejado a España helada. Otro milagro del Facebook: los amigos que se dieron cita el pasado miércoles son los representantes de estudiantes que hace 30 años dieron forma al Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (CADUS). Éste se constituyó en marzo de 1982. Luis Miguel Pons fue el primer delegado de este Consejo, que pocos años después puso en jaque a la mismísima Universidad y dio más de un quebradero de cabeza a la entonces recién nacida Junta de Andalucía.


Entre los asistentes -que buscaron como excusa para reunirse que uno de los suyos, Antonio Ramírez de Arellano, se presenta a rector por la Hispalense para hacerle una especie de Tengo una pregunta para usted-, muchos rostros conocidos por su labor política y otros muchos que, pese a no serlo, se la jugaron en los ochenta para conseguir que los estudiantes de hoy disfruten de altas cotas de representatividad en los órganos de gobierno de la Universidad. Francisco Navarro, Luis Pizarro, Roberto Paneque, Alberto Lag, Paco Pleguezuelo, Pablo Ollero, Alfonso Luque... y así una larga lista de nombres que pelearon en las calles y de forma pacífica contra los estatutos impuestos desde los poderes.


Hoy, 30 años después, no hay ningún atisbo de nostalgia en estos padres del 15-M de los ochenta. Padres y precursores de movimientos como éste porque se fajaron en la toma de decisiones en asambleas, aprendieron a confrontar ideas, las defendieron en la calle... Hoy, 30 años después, son conscientes de que las cosas han cambiado en la Universidad. Las protestas de hace tres décadas devolvieron el pulso a los movimientos estudiantiles, por aquel entonces moribundos. Ahora, esos mismos movimientos evidencian signos de fatiga. En los procesos electorales, la participación de los alumnos no supera la barrera del 10%. El candidato a rector, el único por primera vez en la historia democrática de la Universidad, ya se lo dijo a los estudiantes en el Claustro en el que presentó su candidatura: "Me comprometo a reunirme muchas veces con vosotros si os comprometéis a ir a los Consejos de Gobierno, donde tenéis un 30% de representación".

Un porcentaje que dicho sea de paso cientos de jóvenes arrancaron después de reivindicarlo con la mejor arma: la razón. La de vueltas que da la vida: las elecciones a rector serán el 23 de febrero, el mismo día de hace 27 años en el que se aprobaron los estatutos azules; días después, el CADUS celebrará sus 30 años.

  • 1