Local

Los padres del bebé abandonado no podrán acercarse a él

Un juez prohibió a la pareja de origen rumano detenida el pasado domingo tras abandonar a su hija recién nacida en el Hospital de la Merced de Osuna acercarse a la menor. La consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, confirmó que contactará con las autoridades rumanas.

el 15 sep 2009 / 00:25 h.

TAGS:

Un juez prohibió a la pareja de origen rumano detenida el pasado domingo tras abandonar a su hija recién nacida en el Hospital de la Merced de Osuna acercarse a la menor. La consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, confirmó que la Junta de Andalucía contactará con las autoridades rumanas para tratar de localizar a otros familiares del bebé.

Fuentes judiciales explicaron a la agencia Europa Press que fue el mismo magistrado que el pasado martes puso en libertad con cargos a la pareja el que ayer dictó esta medida de manera cautelar y el que ordenó a I.B. y C.B. comparecer todas las semanas en el juzgado.

La menor, que nació en el hospital de la villa ducal la mañana del pasado día 17, fue tutelada de inmediato por Bienestar Social. Su responsable indicó que, al existir un convenio con Rumanía sobre la protección de menores, tienen ahora la obligación de comunicar los hechos a las autoridades de aquel país.

No obstante, de no encontrarse a la familia extensa o si ésta no quiere hacerse cargo del bebé, "ya se adoptarán otras medidas, como el acogimiento familiar", aclaró la consejera a los periodistas antes de participar ayer en la reunión del Pleno de Consejo Andaluz de Mayores.

Del mismo modo, la consejera puntualizó que el bebé se encuentra bien de salud y que, cuando sea dado de alta del centro hospitalario en el que permanece, pasará al sistema de protección de menores, que se hará cargo de él hasta que se tome una decisión sobre su futuro.

Los hechos tuvieron lugar cuando el juzgado de guardia de Osuna recibió una denuncia porque se había abandonado a una recién nacida en el hospital, hasta donde acudió una patrulla de la Guardia Civil que comprobó que los padres de la menor la habían dejado. Según el Instituto Armado, algunos miembros del personal sanitario manifestaron a los agentes que una vez que la mujer parió a la niña, la pareja intentó convencerles para conseguir dinero a cambio de la neonata porque no les gustaba su sexo.

Los guardias civiles iniciaron inmediatamente las pesquisas tendentes a la localización de los padres y, tras investigar en varios asentamientos de rumanos del entorno, los encontraron en la vecina población de La Roda de Andalucía.

Sin embargo, el director del área sanitaria de Osuna, Salustiano Luque, afirmó a este diario que, según su conocimiento de los hechos, los padres sólo intentaron abandonar a la niña, no venderla a pesar de que, según la Guardia Civil, fueron los propios médicos quienes denunciaron los hechos "telefónicamente" en el juzgado de guardia. El director del área sanitaria expuso también que la pediatra de guardia le contó que habían dejado patente su deseo de no hacerse cargo de la pequeña, pero no tenía constancia alguna de que la ofrecieran a cambio de dinero.

En lo que sí coinciden ambas versiones es en que los padres se fueron del hospital el pasado día 17 al mediodía -la niña nació a primera hora de la mañana- y dejaron en él a la menor. La madre había ingresado dos días antes y dio a luz sin complicaciones, según el personal sanitario.

El caso de la pequeña mantiene conmocionados a los vecinos de este municipio de la Campiña de 17.594 habitantes. El pasado martes, fuentes del hospital declararon que la pequeña aún permanecía ingresada en el centro hospital y que su estado de salud era "bueno".

  • 1