miércoles, 20 marzo 2019
09:59
, última actualización
Economía

Los países clientes del A400M reaccionan al órdago de EADS

Los siete Estados implicados acercan posturas para la renegociación del contrato

el 16 ene 2010 / 20:30 h.

El avión militar A400M durante su vuelo inaugural el pasado mes de diciembre en Sevilla.

El ultimátum que dio el consejero delegado de la matriz de Airbus, EADS, Louis Gallois, para que el programa del A400M continuara adelante no ha caído en saco roto. Los países clientes del avión militar que se ensambla en Sevilla (Alemania, Francia, España, el Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo) se reunieron el viernes en Londres para tomar una postura conjunta en las negociaciones con Airbus. Y sacaron algo en claro. Según publicó ayer El País, los países clientes de EADS llegaron al acuerdo de renegociar el programa del A400M.

Un comunicado del Ministerio de Defensa británico al término de la reunión entre estos siete Estados en Londres confirmaba que finalmente todos ellos habían adoptado una "posición común" y que se reunirán para renegociar el contrato del avión militar A400M o, mejor dicho, su sobrecoste, que es de un 25% (más de 5.000 millones).

Según El País, EADS adelantó su presencia en el encuentro, del que no trascendió ni la fecha ni el lugar.

reticencias de alemania. Justo antes de la reunión, un portavoz del Ministerio de Defensa alemán declaró que los países que mantienen pedidos de este aparato están interesados en la aeronave "pero no a cualquier precio", de manera que comparte el planteamiento expresado por el Reino Unido, la nación de las siete clientes más reticentes a asumir parte de los sobrecostes del programa.

El futuro del proyecto A400M está siendo amenazado por un sobrecoste de 11.000 millones de euros. Según aseguró esta misma semana el consejero delegado de la matriz de Airbus, EADS, el constructor ya ha puesto encima de la mesa 2.400 millones, y si las naciones no colaboran con una aportación "significativa", podría poner punto y final a un programa que, según el presidente de Airbus, Tom Enders, "pone en peligro" tanto a la división de aviación comercial como al consorcio EADS.

Alemania no es partidaria de que las naciones clientes asuman sobrecostes que fuentes de la industria cifran en 5.300 millones.

El plan no implicaría nuevos fondos públicos a corto plazo pero sí un incremento del precio por avión al recortar el número de aviones asignados a cada pedido respecto al contrato original, dejando 40 aviones en suspenso hasta el fin del programa, previsto para 2020.

A cambio, según las mismas fuentes, EADS estaría dispuesta asumir costes de desarrollo de 6.000 millones "a riesgo", de los cuales ya ha provisionado en sus propias cuentas 2.400 millones.

EADS fijó esta misma semana el 31 de enero como fecha límite para un acuerdo con los países clientes, pero Francia ha aclarado que la decisión de los países se tomará definitivamente a principios de febrero, cuando los países de la OTAN se reúnan en Estambul.

En Sevilla, el portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, propuso al PSOE y a IU hacer un "frente común" de la corporación para "salvar los 1.000 empleos que están en peligro" por los problemas de financiación del A400M. El secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, lo tachó de "oportunismo político".

  • 1