lunes, 21 enero 2019
22:57
, última actualización
Local

Los países emergentes salvan los muebles ante la pérdida de Erasmus

Los estudiantes extranjeros con Erasmus siguen cayendo como consecuencia de los recortes en el programa europeo de becas. Portugal pasa de enviar 88 alumnos a 6 este próximo curso

el 12 sep 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Un grupo de estudiantes extranjeras inmortalizan con sus móviles el acto de bienvenida de ayer rn la Universidad. Un grupo de estudiantes extranjeras inmortalizan con sus móviles el acto de bienvenida de ayer rn la Universidad. Los países emergentes, como el caso de Brasil, están salvando los muebles ante la pérdida de alumnos Erasmus en la Universidad de Sevilla –situación generalizada en todo el panorama nacional y europeo– como consecuencia de la crisis económica, esgrimida machaconamente para recortar de manera drástica las partidas destinadas al programa de movilidad por excelencia. Este curso que comienza el próximo 22 de septiembre, la Universidad de Sevilla recibirá alrededor de 900 estudiantes Erasmus frente al millar del curso pasado. Esos algo más de cien estudiantes de menos se compensarán con la llegada de 137 estudiantes brasileños procedentes del programa de movilidad Ciencias Sin Fronteras con el que el país carioca busca que sus estudiantes se formen en Arquitectura, Ingeniería, Medicina y Odontología, por ejemplo, en las universidades de referencia. Y entre las que eligieron hace dos años estaba la Universidad de Sevilla. «Claro que nos duele que se pierdan estudiantes Erasmus pero no podemos negar esta realidad», reconoce Enrique López, director del Centro Internacional de la Universidad de Sevilla (CIUS), para el que la explicación a la caída en el número de estudiantes extranjeros con Erasmus hay que buscarla en el tijeretazo a la financiación. Uno de los ejemplos más dramáticos está en el caso de Portugal: el país luso mandó a Sevilla el curso pasado a 88 estudiantes; este curso solo vendrán seis. Las grandes potencias europeas en envío de estudiantes con Erasmus a la Universidad de Sevilla también van a la baja. Italia, que sigue liderando el ránking, mandará 346 este curso frente a los 379 del año pasado; Alemania pasa de 196 a 158, Bélgica, de 49 a 35 y Reino Unido pasa de 80 a 32. Y hay más datos incontestables en materia de recortes. El Ministerio de Educación dotaba el programa Erasmus en 2011/2012 con 71 millones de euros; este curso destinará 16 millones, la misma cuantía que la Junta de Andalucía para los estudiantes andaluces de Erasmus. Tras estos números, Enrique López recuerda cómo quedan las becas una vez ejecutados los recortes en el programa. En el caso de la Unión Europea, la cuantía subirá este año, hasta un máximo de 300 euros mensuales frente a los 115 del curso pasado. ¿Dónde está la pega entonces? Pues en que la ayuda solo se dará durante cinco meses frente a los nueve del curso ya cerrado. El Ministerio de Educación, por su parte, condiciona la ayuda de hasta 400 euros mensuales a que se tenga el B2 de idiomas. La cuantía de la beca depende del nivel de vida (nivel de renta) del país de origen (a mayor nivel, mayor cuantía, y viceversa) y si se obtiene no suma. Es decir, «es excluyente a la de la UE», aclara el director del CIUS. Por último, en el caso de la Junta de Andalucía, la cuantía de la beca depende también del nivel de renta del país de origen (hay hasta cinco niveles fijados), se puede sumar a la del Ministerio o de la UE y se concede durante nueve meses con un tope máximo de en torno a 200 euros. En número redondos, la Universidad de Sevilla recibió ayer a 1.175 estudiantes extranjeros este curso (la cifra subirá a partir del segundo cuatrimestre).

  • 1