Local

Los Palacios prohíbe el uso de explosivos como juego infantil

El alcalde de Los Palacios y Villafranca, el socialista Antonio Maestre, ha difundido un bando en el que recuerda la normativa en la que se prohíbe la fabricación, venta y circulación de cualquier objeto explosivo utilizado como juego infantil.

el 14 sep 2009 / 21:21 h.

TAGS:

El alcalde de Los Palacios y Villafranca, el socialista Antonio Maestre, ha difundido un bando en el que recuerda la normativa en la que se prohíbe la fabricación, venta y circulación de cualquier objeto explosivo utilizado como juego infantil.

El bando se refiere a los populares petardos, mixtos de cazoletas o garibaldis, piedras detonantes, fogueras, bengalas o fuegos artificiales, una medida de especial relevancia ante las próximas fiestas navideñas.

Los establecimientos que incumplan la prohibición de venta serán clausurados o, en su caso, multados con hasta 6.600 euros.

En otro bando, Maestre advierte de la competencia municipal para autorizar la organización de fiestas de cotillón de fin de año y de las medidas que se deben adoptar para llevarlas a cabo, así como de las sanciones que se aplicarán en caso de incumplimiento, según ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

Sobre la venta ilegal de explosivos en domicilios particulares, el bando avisa a sus propietarios que podrán ser sancionados con una multa de hasta 6.600 euros y que se podrán interponer las correspondientes acciones penales.

Las personas que utilicen este tipo de objetos pueden ser sancionadas con una multa de hasta 90 euros.

Además, precisa que la venta o suministro de los artificios pirotécnicos que contengan componentes explosivos y estén clasificados en el reglamento de explosivos sólo podrá realizarse en los establecimientos autorizados y a las personas que, en su caso, cuenten con la debida autorización, según la citada normativa.

En los productos pirotécnicos infantiles deben figurar la marca o el nombre del fabricante y la letra y número asignados por el Ministerio de Industria.

Cuando no sea posible el marcaje directo del producto, los datos deben aparecer en el envase que los contenga.

Cada uno no debe exceder de las cien unidades y para asegurar el estricto cumplimiento de estas medidas, el Ayuntamiento ha dado las instrucciones oportunas a la Policía Local y solicita la intervención de los ciudadanos presentando las oportunas denuncias.

En cuanto a fiestas y cotillones, el bando municipal recuerda que todos los negocios que no reúnan los requisitos legales establecidos serán sancionados de acuerdo con la Ordenanza Municipal Reguladora de Espectáculos y Actividades Recreativas.

Esta norma prevé multas que pueden ir desde 300,51 euros hasta 30.050,51 euros en caso de infracciones graves, que de ser muy graves puede llevar aparejada el precinto del local como medida cautelar.

  • 1