Local

Los Palacios se va de romería

Los Palacios y Villafranca era prácticamente un desierto. Sus calles estaban vacías, pero por un buen motivo: la Romería de San Isidro Labrador, que desplazó a la mayoría de los vecinos hasta el parque periurbano de La Corchuela, donde acompañaron a su santo. (Foto: A. R.).

el 15 sep 2009 / 05:01 h.

TAGS:

Los Palacios y Villafranca era prácticamente un desierto. Sus calles estaban vacías, pero por un buen motivo: la Romería de San Isidro Labrador, que desplazó a la mayoría de los vecinos hasta el parque periurbano de La Corchuela, donde acompañaron a su santo.

Miles de mujeres vestidas de gitana, hombres de chaquetilla y parejas a la grupa formaban ayer desde el pueblo hasta La Corchuela una estampa multicolor, que iba más allá de la fiesta campera. Las cifras asombran pero tal vez se queden cortas: en un municipio con cerca de 36.000 habitantes, más de 25.000 personas, 3.000 caballos y unos 500 carros acudieron ayer a la romería en honor de San Isidro, como ha venido ocurriendo desde hace 40 años. Tal es el seguimiento de los palaciegos a este santo que muchos creen todavía que, en vez de San Sebastián, es el Labrador el patrón del municipio.

La tradicional gira, como se la conoce popularmente, comenzaba en la Parroquia de Santa María la Blanca, en cuyo porche se apretaba el gentío, para hacer un recorrido por las calles del pueblo y enfilar la Carretera de El Monte en dirección al parque, situado a 12 kilómetros. Por las calles y luego por el camino, no faltaban las risas, las sevillanas, los bailes espontáneos un cielo cómplice que acompañó.

Como novedad, este año portaron a San Isidro desde la parroquia hasta su carreta los hermanos mayores de las hermandades de gloria y penitencia del municipio, junto a los pregoneros de la Semana Santa, Manuel Barragán; del Rocío, Francisco Márquez; y de la romería, María Isabel Amador. La junta de gobierno de la hermandad ha animado a los vecinos a recuperar las carrozas tradicionales, adornadas con papelillos de colores y tiradas por bueyes, después de que la Junta de Andalucía haya declarado la romería Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Este reconocimiento supone la inclusión de esta fiesta en el Registro de Turismo y responde, entre otros, a criterios de antigüedad y belleza.

Éste ha sido el cuarto año en que la peregrinación se realiza como Hermandad y Cofradía de San Isidro Labrador, después de que el Arzobispado de Sevilla aprobara en junio de 2004 las reglas, lo que culminó un proceso de 18 años de trámites.

  • 1