martes, 18 diciembre 2018
20:21
, última actualización
Local

Los palcos de la Semana Santa, un peligro para "la seguridad" del Carambolo

La comisión de expertos que rechaza el préstamo al Ayuntamiento se basa en un informe que critica que el gobierno filtrara los protocolos de vigilancia

el 11 feb 2015 / 10:40 h.

TAGS:

CARAMBOLOHace ya días que debería haberse inaugurado la exposición El Carambolo: El Tesoro que supo hacer suyo Sevilla, que el Ayuntamiento quería celebrar en su sede de enero a febrero. Sin embargo, la falta de medidas de seguridad, la Semana Santa o las filtraciones a la prensa podrían ser el motivo de que los ciudadanos tengan que conformarse con una copia del original en el Museo Arqueológico o con ver las imágenes del ajuar fenicio que los medios de comunicación publican para ilustrar la enésima batalla que libran Junta y consistorio debido al destino de estas piezas. La falta de garantías del edificio consistorial parece ser el principal motivo que llevó a la Comisión Andaluza de Bienes Muebles, un grupo formado sólo por expertos, no por políticos, entre ellos, Fernando Amores, al que el alcalde le encargó comisariar la exposición. Pese a los argumentos de éste y de Benito Navarrete –directivo del ICAS– en favor de que la muestra se pudiera llevar a cabo en el consistorio, finalmente este comité dijo no al préstamo del original y dio dos opciones alternativas: organizar el evento con la réplica de Marmolejo o llevar la muestra al Arqueológico, donde hay una sala que se hizo expresamente para albergar esta joya arqueológica. Los principales argumentos contrarios a la cesión en esta reunión, celebrada el 26 de enero, llegaron a través de un informe de la dirección del Arqueológico, que alertaba de escasa seguridad. Entre otros argumentos, la comisión estimó que una sede administrativa «no es lugar para una exposición de este tipo», y que carece de «sostén técnico especialista en patrimonio permanente». En materia de seguridad, el informe detallaba que «existen lagunas que ponen en riesgo la integridad de conjunto áureo, incluso informes policiales que alertan de concentración de riesgo elevada, con motivo del valor económico incalculable de los objetos a proteger». Además, indicaba que el tiempo expositivo era corto «en comparación con el peligro». También que se reprocha al consistorio «recientes filtraciones a la prensa en materia de seguridad sobre condiciones y tasación de las piezas en su traslado a Nueva York, por parte del consistorio, lo que suponen un factor de riesgo añadido». Se refiere a varios reportajes publicados por la prensa local, donde detallaban algunos de los posibles protocolos de vigilancia de las piezas. Además, la comisión avisa de que «el tiempo previsto para la muestra incluye los momentos previos a la Semana Santa, con el inevitable montaje de andamios y palcos en la plaza de San Francisco, con el consiguiente incremento de riesgo y dificultad de evacuación y seguridad de los bienes». Además, añade que «no existe ningún informe de seguridad que avale la exposición en el Ayuntamiento: ni del Museo Arqueológico, ni del Ministerio ni de la Dirección General de la Policía». La Junta de Andalucía apeló ayer a la decisión de los expertos de la comisión y pidió al alcalde que «no intente desviar la atención a sus errores de gestión». En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del gabinete, Miguel Ángel Vázquez, recordó que el tesoro «es un patrimonio tan valioso y de un valor tan importante que la Administración debe velar por su garantía y su seguridad», frente a lo que lamenta que «Zoido tiene más interés en una exposición en las vísperas de las elecciones municipales que la garantía de su integridad». Por su parte, el regidor anunció que ha remitido al consejero de Cultura, Luciano Alonso, todos los informes relativos a la exposición del Carambolo en la casa consistorial, mientras que ha exigido «decisiones técnicas y no políticas», después de que la comisión de Bienes Muebles se haya opuesto al plan de seguridad elaborado por el Ayuntamiento. A preguntas de los periodistas, Zoido aseveró que «para que no tenga dudas el consejero», le he mandado «otra vez» todos los informes, «los de la Policía y los del Ministerio de Cultura, que dejan claro que se cumple con la seguridad y que tenemos autorización». «Se han cumplido con todos los requisitos, teniendo en cuenta además que se trata de un edificio que tiene vigilancia permanente y que reúne todas las condiciones de seguridad», insiste. Así, agregó que no entiende por qué el MOMA de Nueva York sí puede exponerlo y no Sevilla, teniendo en cuenta que «la Policía dice que sí y el Ministerio lo ha autorizado». «Como no quiero discutir, he mandado toda la documentación al consejero y también toda la información que no le ha mandado a los expertos para que lo tengan en cuenta a la hora de emitir su decisión», advierte. Explica que en un primer momento se solicitó la exposición del 15 de enero al 15 de marzo. «Si la Junta recibe el 12 de diciembre la petición, y no contestan hasta el 23 de enero, cuando piden una aclaración, que es enviada por el consistorio el día 26. Si ellos se han quedado consumiendo el tiempo sin contestar, no es culpa del Ayuntamiento», afirmó. En cuanto a estos informes que esgrime el alcalde de la Subdelegación del Gobierno garantizando la seguridad, la Consejería de Educación y Cultura negó ayer tener conocimiento de su existencia. ~

  • 1