Local

Los palestinos declaran persona 'non grata' a Bush horas antes de su visita

Palestinos e israelíes acordaron que negociarán "todos los aspectos" de un eventual acuerdo de paz en la víspera de la primera visita a la zona de George W.Bush. Hamas, Yihad Islámica, e incluso los nacionalista de Al Fatah declararon al mandatario de EEUU "persona non grata". Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 22:26 h.

TAGS:

Palestinos e israelíes acordaron ayer que negociarán "todos los aspectos" de un eventual acuerdo de paz en la víspera de la primera visita a la zona de George W.Bush. Hamas, Yihad Islámica, e incluso los nacionalista de Al Fatah, cuyo líder es Mahmud Abás, declararon al mandatario de EEUU "persona non grata".

El presidente de EEUU, George W. Bush, emprende hoy su gira más amplia por Oriente Medio desde que está en la Casa Blanca con el incremento de la tensión con Irán como trasfondo. El propio Bush, que llega hoy a Jerusalén, afirmó que uno de los asuntos fundamentales de sus reuniones será contener lo que considera "ambiciones agresivas" de la República Islámica. Pero las cosas no va a ser fáciles, como demuestra que ayer mismo las principales facciones palestinas declararon al presidente norteamericano "persona non grata".

La decisión ha partido de los palestinos del "frente del rechazo", entre éstos los del Movimiento Hamas y la Yihad Islámica, e incluso de Al Fatah, cuyo líder es Mahmud Abás. Personalidades de todos los sectores políticos condenan a Bush a través de la prensa palestina por la guerra en Irak y Afganistán, y por ser el principal aliado de Israel.

George W. Bush llegará a Israel y se trasladará por tierra a Jerusalén en lugar de hacerlo en un helicóptero, como inicialmente había sido planeado, por razones de seguridad. Bush y su comitiva se dirigirán a Jerusalén por la carretera que une a esta ciudad con Tel Aviv, un trayecto de unos 50 kilómetros desde el aeropuerto, que la policía cortará al tráfico.

Más de 10.000 agentes se encargarán de garantizar la seguridad durante la estancia de Bush en la ciudad santa. Según fuentes policiales, los principales riesgos que existen en esta ocasión giran en torno al desbordamiento de extremistas de la derecha nacionalista israelí, que repudian el proceso de paz que Bush alienta desde la conferencia de Annapolis, uno de cuyos puntos cruciales es una posible división de Jerusalén.

Negociación. Bush aterrizará en una zona en la que el presidente palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, acordaron en una reunión mantenida ayer que, pese a las diferencias que los separan, negociarán "todos los aspectos" de un eventual acuerdo de paz. Según fuentes de ambas partes, esa es la principal conclusión de la reunión que Olmert y Abás mantuvieron ayer en Jerusalén. "Han acordado negociar todos los aspectos del conflicto", dijo el portavoz del primer ministro israelí, Mark Regev, que subrayó este avance pese a las divergencias que mantienen las partes para alcanzar la paz.

Esas diferencias han girado en las ultimas semanas en torno al anuncio israelí de nuevas construcciones de viviendas en el asentamiento judío de Har Homá, en la parte árabe de Jerusalén. La extensión de ese asentamiento entra de lleno en uno de los "aspectos cruciales" -la división de esta ciudad, en cuya parte árabe los palestinos quieren establecer la capital de su estado-, pero no parece que frenará a corto plazo la negociación. El desafío, en ese sentido, es compartido. Abás se ve obligado a convencer a los palestinos de la conveniencia de proseguir con el actual proceso, pese a la expansión de Hor Homa, y Olmert a los israelíes de la necesidad de entregar una parte de Jerusalén, siempre con el objetivo de alcanzar la paz.

  • 1