martes, 13 noviembre 2018
23:31
, última actualización
Local

Los parking rotatorios quebrantan el modelo del PGOU para el Centro

Los expertos cuestionan la legalidad de la operación para vender la Gavidia y el cambio para permitir nuevos aparcamientos.

el 19 abr 2012 / 19:36 h.

TAGS:

La Alameda de Hércules se reestrenó en diciembre de 2008 tras más de nueve millones de inversión.

El Gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) pretende que la Junta le autorice el cambio del artículo 6.5.35 del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para permitir aparcamientos rotatorios en el casco antiguo, pero esta medida hace añicos la filosofía y el modelo de ciudad diseñado en el Plan General, así lo afirman los urbanistas consultados, como el propio redactor del PGOU, Manuel Ángel González Fustegueras.

Y no sólo eso, sino que también cuestionan la operación diseñada por el PP para poder vender la antigua comisaría de la Gavidia para gran superficie comercial e incluso plantean la posibilidad de que tales cambios, de la ordenación estructural del planeamiento, tengan que ser abordada no por una modificación del PGOU, sino por una revisión del mismo, lo que implica prácticamente hacer uno nuevo y, por tanto, retrasar el proceso. Aseguran que es una modificación "de calado", como así lo apunta el arquitecto y profesor Pedro Górgolas.

Quizás por eso, para quitar hierro al asunto, el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, subrayó el pasado miércoles que sólo se pretendía habilitar un parking rotatorio en el Centro, el de la Alameda, descartando la opción de la Encarnación. Sin embargo, el cambio del PGOU planteado por el PP abre la puerta a que existan más rotatorios en el corazón de la ciudad, ahora o con los años.

Por contra, el PGOU aprobado en 2006 es claro a la hora de abordar la movilidad en el Centro: "El excesivo uso del vehículo privado está produciendo unos niveles de congestión y saturación inadmisible" y por eso apunta que "la solución solamente puede abordarse mediante políticas de concienciación del uso del transporte colectivo" u otros medios no motorizados. Veta la construcción de aparcamientos de rotación en el interior del Centro y sí los recoge en la periferia.

"La propuesta es una barbaridad, los rotatorios atraen más tráfico. Uno residencial, en cambio, podría ser más sensato, aunque también está el inconveniente de tener que levantar otra vez la Alameda", indicó José Carlos Babiano, profesor de la Escuela de Arquitectura y autor del primer plan metropolitano de Sevilla, entre otros. El investigador de movilidad sostenible de la Hispalense Juan Ramón Canto también tildó la propuesta del PP de "barbaridad" y defendió que ni un parking para residentes tendría sentido cuando los garajes de las VPO de la calle Guadalquivir "no se venden". Como vecino apuntó que lo que hay que hacer es "impedir que los coches de no residentes ocupen las plazas de estacionamiento de la zona".

Górgolas indicó que Sevilla "va en contra del resto de Europa". El urbanista y profesor del departamento de Urbanismo de la Universidad de Sevilla afirmó que permitir un parking rotatorio en la Alameda supone "un cambio a las antípodas" al dar vía libre al tráfico en el caso antiguo. "Puede ser entendido como un cambio puntual, pero quizás merezca una revisión del PGOU", dijo.

"Ya se debatió y hubo consenso en el modelo de movilidad. Abrir ese debate otra vez es absurdo. En la zona de la torre de los Perdigones sí había previsión de hacer un subterráneo rotatorio y uno para residentes siempre se puede plantear, pero un parking rotatorio en la Alameda no tiene sentido", indicó González Fustegueras, tras añadir que el cambio de calificación de la Gavidia para venderla es "un error que hará daño al comercio". A su juicio, compensar la pérdida de la Gavidia como suelo de interés público y social (SIPS) con el mercado del Arenal y la sede municipal de la calle Pajaritos contraviene el artículo 36 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). "Su filosofía es que no se puede ir para atrás, no es sólo una compensación, son más cosas", indicó.

Y es que las oficinas municipales en el edificio del mercado del Arenal y de Pajaritos (5.111 y 3.500 metros cuadrados, respectivamente) ya son equipamiento público, así que utilizarlos para compensar la pérdida del equipamiento público de la Gavidia (con más de 7.500 metros cuadrados) sería una maniobra cuestionable, aunque su calificación de residencial lo permita a priori. "No se puede compensar con suelo que ya sea equipamiento", explicó Górgolas, quien puso como ejemplo el debate surgido en Jerez ante la implantación de Ikea en un suelo municipal. Eso llevó al Consistorio a buscar y comprar terreno privado para contrarrestar la pérdida de ese solar público. Entonces, en Jerez también surgió el debate de si tal cambio en el planeamiento requería una revisión del PGOU porque se había modificado su ordenación estructural. Con todo, la Junta tendrá la última palabra.

  • 1