Local

Los partidos hacen oídos sordos al mensaje de "unidad" del Rey

PSOE y PP realizan lecturas interesadas de un discurso de Estado del Monarca.

el 24 dic 2009 / 20:28 h.

TAGS:

El Rey, durante su tradicional discurso de Navidad.

La llamada del Rey al entendimiento entre los partidos políticos para superar la crisis económica y a la suma de voluntades en las cuestiones de Estado en su tradicional discurso de Nochebuena sirvió ayer para que socialistas y populares coincidieran en calificar el mensaje de "realista" y "acertado". Pero para poco más, porque luego cada partido hizo la lectura que más le interesó.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ofreció su colaboración en educación, en política exterior y para que la crisis económica sea menos duradera y menor el número de parados aunque en estos momentos no existe diálogo alguno entre el Gobierno y el PP para la resolución de la crisis, la última reunión económica -la Conferencia de Presidentes- fue un fracaso y no se vislumbra un acuerdo rápido en educación.

El dirigente popular aprovechó su comparecencia para valorar el discurso de Navidad del Rey para subrayar que es necesario un pacto de educación y en él se está trabajando, así como el consenso en política exterior, porque los "errores" del Gobierno en los últimos meses han sido "muchos" y el PP colaborará "para que esos errores no se traduzcan en perjuicio para empresarios, agricultores y trabajadores". Además, González Pons apuntilló que el PP siempre ha prestado su colaboración al resto de partidos políticos, incluso en ocasiones en que no se ha pedido.

Mientras tanto, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, valoró que el Monarca mencionara la necesidad de mantener un crecimiento sostenible y que la honradez sea fundamental para la clase política -que la socialista quiso resaltar en alusión al caso Gürtel, que afecta de lleno al PP-. En una breve comparecencia de prensa, Valenciano señaló que don Juan Carlos no pudo hacer un diagnóstico "más acertado" y más próximo a los problemas de los españoles, al apelar a un crecimiento económico sostenible, de crecer "para crear empleo", pero "manteniendo la más alta protección social" -una de las batallas del Gobierno-.

El Estatut y Cataluña. Desde CiU, su presidente, Artur Mas, expresó su acuerdo "en líneas generales" con el discurso en demanda de respeto a los valores de la Constitución, pero pidió que ésta no se interprete como "una pared" contra la que estrellar las aspiraciones de Cataluña. También desde Cataluña, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, interpretó que cuando el Rey pidió en su discurso sumar voluntades en los grandes temas de Estado en realidad avisó a PP y PSOE de que el Estatut es "la última oportunidad" para el encaje de esta comunidad en España.

En el País Vasco se sucedieron las reacciones al discurso, sobre todo por su emisión, por primera vez en la historia, en la ETB, la televisión pública vasca. Tras considerar el mensaje como "un candoroso ejercicio de fabulación", con "escaso recorrido político", el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, confesó que siguió el discurso por "Televisión Española, que es donde se ven estas cosas", a la vez Erkoreka criticó que "se haya impuesto una determinada noticia a todos los ciudadanos que querían ver la televisión, estén o no de acuerdo con lo que se emitía".

Sin embargo, el PSE, según su portavoz, José Antonio Pastor, cree que los vascos no son "ni más vascos ni menos vascos, ni más españoles ni menos españoles" después de haber visto la emisión por ETB. También el PP vasco ha enmarcado en la "normalidad lógica" la emisión del mensaje en la cadena autonómica.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, criticó la alocución al considerar que le ha faltado "bastante contenido" y echó en falta que no mencionara, entre otras cuestiones, a los más de cuatro millones de parados o la situación del Sáhara. Un discurso que "alterna la cal con muchas paladas de arena", según Lara.

Además de reclamar a los políticos unidad en los asuntos de Estado y ante la "grave" crisis económica y el desempleo, el Rey hizo alusión a la diversidad de España, tuvo un emotivo recuerdo para las víctimas del terrorismo, los tres secuestrados en Mauritania y para los miembros de nuestras Fuerzas Armadas.


  • 1