Deportes

Los partidos más calientes

El juego del Sevilla está cambiando en algunos aspectos, si es para bien o para mal se verá al final de temporada, pero está cambiando. Ahora es más agresivo, ve más tarjetas y también provoca más que en las últimas temporadas. Además, sus partidos suelen ser de los más 'calentitos' de la Liga.

el 14 sep 2009 / 23:21 h.

El juego del Sevilla está cambiando en algunos aspectos, si es para bien o para mal se verá al final de temporada, pero está cambiando. Ahora es más agresivo, ve más tarjetas y también provoca más que en las últimas temporadas. Además, sus partidos suelen ser de los más 'calentitos' de la Liga.

El Sevilla de esta temporada ha variado con respecto al de las anteriores. Al margen de los resultados, el equipo también va cambiando su fisonomía y su forma de juego, y uno de los síntomas que lo reflejan es el aumento del número de tarjetas recibidas desde la llegada de Manolo Jiménez al banquillo.

El técnico del Arahal llegó al primer equipo en la jornada nueve de la presente Liga, en el encuentro ante el Valencia. Hasta entonces, con Juande Ramos en el banquillo, el equipo hispalense acumulaba 18 tarjetas amarillas y ninguna roja. La llegada del hasta ese día entrenador del filial blanquirrojo supuso una inyección de agresividad al equipo, y eso se refleja claramente en las amonestaciones, que han aumentado hasta un total de 62 actualmente.

El Sevilla de Jiménez, en las 14 últimas jornadas disputadas desde que llegó, ha aumentado notablemente sus registros de tarjetas, tanto amarillas como rojas. De hecho, supera ampliamente los anteriores guarismos. La media de amarillas con Juande esta Liga apenas superaba las dos cartulinas. Con Jiménez esa media se ha incrementado hasta las 3,4 por encuentro. Las rojas se han quintuplicado.

La media de tarjetas acumuladas con Jiménez supera también la del equipo de Juande en sus dos temporadas anteriores, de 2,7 por encuentro (111 en 38 partidos en cada una de ellas). Además, es la más alta de los últimos años. Incluso supera los registros del Sevilla de Caparrós, también caracterizado a la postre por su enorme agresividad.

Con el entrenador utrerano, que actualmente está al frente del Athletic Club, el registro más alto fue de 129 amonestaciones en toda la Liga. En sus cuatro años acumuló una media de 3,1.

el más 'provocador'. Pero este incremento de la agresividad en los encuentros que disputa el Sevilla no es exclusivo del equipo de Jiménez.

De hecho, si bien es cierto que ha aumentado el número de amonestaciones, también lo es que sufre más que nadie la agresividad y en algún caso la dureza de los contrarios. Así lo reflejan los datos, que colocan al Sevilla como el equipo que más amarillas provoca en la Liga (81) y el segundo que más rojas causa en los rivales (8, una menos que el Getafe).

Además, hasta cuatro partidos del Sevilla están entre los diez con más tarjetas del campeonato liguero esta temporada, en concreto el Sevilla-Osasuna (13 amarillas y dos rojas), el Sevilla-Real Madrid y el Villarreal-Sevilla (11 amarillas y una roja) y el Almería-Sevilla (10 amarillas y una tarjeta roja).

  • 1