Deportes

El extravío de los pasaportes retrasa tres horas el regreso

La empresa que transportaba al equipo cambió el autobús con la documentación dentro y lo mandó a otro sitio. El equipo adelantó su entrenamiento y se ejercitó nada más llegar a Sevilla.

el 28 feb 2014 / 06:59 h.

Los jugadores, esperando (Foto: Real Betis) Los jugadores, esperando (Foto: Real Betis) La expedición del Betis en Kazan inició su viaje de regreso a España con un retraso de tres horas sobre el horario previsto por un problema con los pasaportes de los jugadores, que fueron extraviados por la empresa encargada de transportar al grupo en autobús por la capital de Tartaristán, informa el club en su web y los distintos enviados especiales de la prensa en las redes sociales. Finalmente, embarcaron a las 10.15 horas. El Betis tenía previsto salir a las 7.00 de la mañana (hora española, 10.00h en Rusia) desde Kazan en un vuelo chárter, pero cuando los jugadores se subieron al autobús que debía trasladarlos del hotel al aeropuerto se dieron cuenta de que los pasaportes habían desaparecido. Tras buscarlos afanosamente por todo el recinto, al final cayeron en la cuenta de que estaban en una maleta en el autobús que llevó a la expedición al estadio el jueves, pero ese autobús no era el mismo que vino luego a recogerlos el viernes de madrugada y se encontraba haciendo otra ruta, con la maleta con todos los pasaportes a bordo. Calderón ordenó a los jugadores que se bajaran del autobús y volvieran al hotel en espera de la llegada de los documentos, por lo que la salida desde Kazan se retrasó tres horas. El Betis tenía previsto entrenar en el estadio Villamarín a las 19.30 esta tarde. El entrenamiento, finalmente a la llegada de Kazan, se llevó a cabo en la Ciudad Deportiva Luis Del Sol a puerta cerrada. El partido del domingo en Villarreal, previsto inicialmente para las 21.00 horas, fue fijado luego por la LFP a las 12.00 del mediodía para poder dar un homenaje a la afición del Villarreal por su comportamiento cuando fueron lanzados los gases lacrimógenos en el partido ante el Celta. Por este incidente, El Madridgal ha sido finalmente multado con 6.000 euros y apercibido de cierre.

  • 1