Local

Los peques también tienen para elegir

El mundo de los juguetes se vuelve cada vez más amplio. Descubra las novedades, las tendencias y los clásicos de toda la vida que despertarán la sonrisa de los pequeños.

el 10 dic 2009 / 19:41 h.

TAGS:

Muchas tiendas han estado suspirando los últimos meses con la esperanza de que llegara cuanto antes la Navidad. Los Reyes Magos y el cada vez más atareado Papá Noel son los encargados estas fechas de vaciar literalmente las estanterias de las múltiples y heterogéneas jugueterías que recorren la ciudad.

Como en esto de entretener a los peques también hay que innovar a veces lo moderno pasa irremediablemente por la nostalgia. En la tienda El mundo de Pinocho (C/San Eloy, 56),  los muñecos del viejo Geppeto hacen furor en todos los tamaños y combinaciones: llaveros, peluches, marcos para fotos y un sinfín de combinaciones. "Todo lo que vendemos está hecho de madera y hasta la pieza mas pequeña viene firmada por su creador, Bartolucci", cuenta Maribel Freire, dueña de este curioso y reciente local. Junto a los Pinochos también hay concesiones al mundo del balompié, ositos béticos y sevillistas por 10 euros, relojes de pared que "hacen furor" desde 25 a 40 euros y, para quien ande escaso de euros, pins e imanes por dos euros.

Otra catedral que huele a piruletas y a sonrisa de bebé es Imaginarium cuyas tiendas se extienden por la ciudad. En la de la Calle Rivero, 10 su encargada, Ana, pone el acento en el peluche Kico Nico. ¿Que qué tiene de especial este osito de dulce y clásica mirada? "Pues que viene personalizado con el nombre de su propietario", explica. De acuerdo que es un poquito más caro de lo esperado (unos 50 euros) pero ¿le importará ese detalle a su pequeño? Para más bolsillos es la serie Amanda Troupe. Si quiere despertar en su hijo la vocación de veterinario aquí tiene la mejor arma. A partir de 5 euros puede hacerse con cualquiera de las innumerables piezas que componen esta curiosa colección.

Adentrarse  en Osorno (C/San Pablo, 19)  supone hacerlo en la cueva donde, forzosamente, han de vivir los Reyes Magos. Sus responsables insisten en que "los clásicos" siguen haciendo furor. Hay está para demostrarlo el inmenso rincón dedicado a los sempiternos Playmobil (a partir de 3 euros), Pocoyós de todos los tamaños (desde 10 euros), Barbies navideñas, de gala, de fiestas (desde 20 euros) y otros infaltables como los Scalextric. Claro que rascando siempre se encuentra alguna novedad. Tome nota, entre las niñas reina la nueva Baby Born (que riáse usted con ella de la Mariquita Pérez) -30 euros- y entre los niños los Gormiti unos feos y terroríficos muñecos de múltiples precios que hacen parecer al viejo Skeletor una hermanita de la caridad

Claro que si el remitente de la carta a los pajes reales apenas sale de la cuna, entonces Luna Lunera (C/Sierpes, 86) puede poner remedio a sus preocupaciones. Tienen simpáticos y vivarachos tiovivos (17 euros), escenarios para que usted les asombre con espectáculos de marionetas (entre 40 y 80 euros), muñecos de trapo (desde 10 euros) y todo un recital de tiernos presentes que tentarán su corazón desde las estanterías.  

  • 1