lunes, 17 diciembre 2018
11:08
, última actualización
Deportes

Los pesos pesados recogen el guante

Carlos Bacca, Nico Pareja y Éver Banega aceptan las críticas y las palabras de Monchi sobre que este Sevilla puede rendir todavía más

el 12 feb 2015 / 11:25 h.

En un momento de dudas y de cierto nerviosismo en torno al Sevilla, se han sucedido diversas declaraciones de personas referentes en el club nervionense para tranquilizar los ánimos y, sobre todo, hacer autocrítica por el devenir del equipo en las últimas semanas. Si el lunes fue Monchi quien públicamente reconoció que el equipo puede rendir más de lo que ha mostrado hasta ahora, ayer fueron varios pesos pesados del plantel quienes recogieron el guante lanzado por el director deportivo, asumieron culpas y prometieron dar un paso adelante. “Dolió mucho perder en Getafe, no estuvimos correctos. No supimos aprovechar el haber empatado. A nadie le gusta perder y menos con la ilusión que nos hace a todos el cuarto puesto”, explicó Banega en los medios oficiales. Poco después era el gran goleador del equipo, Carlos Bacca, quien se señalaba a él mismo en un acto del club en el Hospital Virgen Macarena: “Cuando no marco me exijo más, en los últimos partidos no he rendido como se espera de mí. Cuando juegas en un equipo importante y con exigencias siempre hay que estar preparado para la responsabilidad”. Y Nico Pareja, capitán general en la defensa de los de Emery, no se anduvo con rodeos en Canal Sur Radio: “Es un bache, lo importantes es ganar más allá del juego y no lo hicimos. A veces hemos hecho un juego previsible, pero no siempre se puede jugar bien. hay que mantener la calma y no tirar por la borda todo lo bueno que hemos hecho”. A vista de pájaro, la excepcional Liga que están firmando los pupilos de Unai Emery hace justificable un bajón como el experimentado por el Sevilla, máxime con las muchas e importantes bajas que están asolando a la plantilla. Sin embargo, estas sombras aparecen justo después de un fracaso inesperado en la Copa del Rey y poco antes de retar al Borussia de Monchengladbach en la Europa League, donde los sevillistas defienden el trono. La eliminación de la Copa ha sentado fatal dentro y fuera del club, pues era en el torneo del KO donde más esperanzas estaban depositadas para hacer algo sonado en esta temporada. Repetir éxito en Europa se antoja bastante complicado, mientras que la lucha por jugar la próxima Champions está alejado de cualquier tipo de gloria. “Nuestra ilusión es entrar en la Champions y seguimos arriba, por lo que no hay que alarmarse. Mentalmente somos fuertes”, indicó ayer Bacca, mientras que Banega traspasó la presión al máximo rival del Sevilla: “Me gustaría ganar un título, pero también entrar en la Liga de Campeones. Sin embargo, la obligación la tiene el Valencia por su gran inversión. Nosotros tenemos la ilusión”. La alarma no está encendida, pero sí una luz de aviso: el Sevilla debe reaccionar para no estropear una temporada que pintaba genial.

  • 1