Local

Los placeros de la Encarnación se podrán mudar en septiembre

El Gobierno municipal entregará las llaves la última semana de agosto.

el 13 ago 2010 / 19:38 h.

TAGS:

Los placeros de la Encarnación llevan más de 30 años en unas instalaciones provisionales.

No fue en diciembre de 2009, ni en el primer semestre de 2010, ni siquiera en el mes de julio. La entrega de las llaves de los nuevos puestos de los placeros de la Encarnación será en la última semana del mes de agosto, de forma que el traslado pueda llevarse a cabo durante las siguientes semanas y que en torno al mes de octubre la instalación esté lista para su apertura. Éstos son los plazos difundidos ayer por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y definidos tras los últimos informes de los técnicos de las áreas de Urbanismo y de Consumo de las instalaciones de la Encarnación.

"Ya está todo listo y tras supervisar los últimos avances ya podemos plantear la entrega de llaves para este mes. Queremos compensar a unos empresarios que se han portado de forma extraordinaria. Entre los meses de septiembre y octubre podrán realizar la mudanza", explicó el alcalde, en declaraciones a Radio Sevilla. El tiempo que transcurra entre la entrega de las llaves y el traslado efectivo dependerá de las circunstancias de cada uno de los 40 empresarios y de las modificaciones que se establezcan en el diseño de los puestos. Cada cambio deberá ser solicitado por escrito y avalado por las áreas de Urbanismo y de Consumo. Serán pequeños detalles como mejoras en la distribución de los mostradores de los vendedores de fruta.

"Por lo que nos comentaron la última vez, todo está listo, aunque creíamos que nos darían las llaves en la primera semana de septiembre. A partir de ahí, habrá que adaptarse a las nuevas instalaciones. Nuestros cálculos son que tardemos en torno a un mes en el traslado", puntualizó la portavoz de los comerciantes Macarena Pérez, quien en la recta final de un tortuoso proceso restó importancia a los continuos retrasos en las entrega de los puestos, previstas inicialmente para finales del pasado año y aplazada en varias ocasiones.

Donde los plazos siguen en el aire es en el proyecto del Metropol Parasol. Los socialistas confían en poder cumplir el último plazo difundido por los propios constructores que situaba la finalización de los trabajos antes de que concluya el año. Después, como insistió ayer el regidor, será el momento de depurar responsabilidades por un proyecto en el que han saltado por los aires tanto los plazos de construcción como la aportación económica municipal al proyecto, hasta el punto de que IU, socio de gobierno, se ha distanciado del diseño y en la última modificación presupuestaria se abstuvo dejando solos a los socialistas.

El propio regidor incidió en que, al margen de las responsabilidades técnicas, otros factores han provocado estos desvíos de los presupuestos y de los plazos de la Encarnación, cuya responsabilidad asumía el Ayuntamiento. "Nosotros, como gobierno, decidimos escuchar a los comerciantes y aplicar las mejoras que nos propusieron. También decidimos habilitar un museo arqueológico en lugar de enterrar los restos, y aplicamos todas las medidas de seguridad que pudimos", matizó el regidor.

El proyecto del Metropol Parasol partió con junio de 2007 como el plazo de finalización de las obras. A partir de entonces se fueron sucediendo las fechas de finalización de los trabajos hasta que se llegó a 2010. Mientras, el presupuesto se seguía disparando hasta quedar muy lejos de los 50 millones planteados inicialmente que pagarían al 50% el Ayuntamiento y la constructora Sacyr que se quedaba a cambio con la explotación de la infraestructura durante 40 años.

Una vez que en diciembre, si se cumple la última estimación, finalicen las obras empezará una siguiente fase del proceso. El Gobierno local ha anunciado en repetidas ocasiones que pedirá responsabilidades, e incluso el alcalde llegó a hablar de llevar a los tribunales a Sacyr si las obras de la Encarnación se retrasan más de lo previsto y no están concluidas en diciembre.

  • 1