Local

Los placeros de Metropol Parasol iniciarán la actividad en el nuevo mercado el próximo 29 de noviembre

el 12 nov 2010 / 13:38 h.

TAGS:

El colectivo de placeros del mercado de abastos de la Plaza de la  Encarnación de Sevilla cuenta ya con el 29 de noviembre como fecha de  inicio de actividad en las nuevas instalaciones ubicadas en el  complejo urbanístico Metropol Parasol, de las cuales el alcalde,  Alfredo Sánchez Monteseirín, hizo entrega de las llaves el pasado mes  de octubre.

El vicepresidente de la cooperativa de comerciantes del Mercado de  la Encarnación, Domingo Alcantarilla, ha explicado a Europa Press que  "si todo va bien y no surgen inconvenientes" ya existe un principio   de acuerdo para que el sábado 27 de noviembre sea la última jornada  en la que los placeros lleven a cabo su actividad en las  instalaciones provisionales, tras 37 años de espera.

De esta manera, Alcantarilla ha dado cuenta de la "buena marcha"  de los preparativos para la reubicación en estas dependencias, ya que  "se va a poner el turbo, y de momento el agua y la luz ya están  contratados". Así, los profesionales cuentan ya con la documentación  pertinente entregada, por lo que "todo se va despejando" de cara a la  celebración de la campaña de Navidad en el nuevo mercado.

Asimismo, el vicepresidente de los comerciantes se ha congratulado  del acuerdo alcanzado para permitir el paso, estacionamiento y carga  y descarga de los vehículos, al tiempo que ha agradecido a todas las  partes implicadas su "colaboración".

Al igual que en el resto de los mercados de Sevilla, los placeros  se harán cargo de los costes de mantenimiento menor, mantenimiento de  ascensores, limpieza y vigilancia, que en este caso presta la  constructora Sacyr, estableciéndose una cuota de 350 euros mensuales.  Además, cada comerciante contratará directamente con las compañías de  servicios el suministro eléctrico y de agua para su puesto de venta,  cuyo coste mensual dependerá en cada caso del consumo que realice.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la  Delegación de Consumo, se hará cargo de los costes de mantenimiento.   Una vez terminen el traslado los titulares, el Mercado de la  Encarnación abrirá sus puertas desde las 8,00 hasta las 15,00 horas,  el mismo horario que en las instalaciones provisionales.  

El nuevo mercado de la Encarnación, diseñado con el arquitecto  alemán Jürgen Mayer junto al resto del complejo urbanístico, ha sido  mejorado durante su construcción con la incorporación de numerosas  prestaciones y equipamientos industriales solicitados por los  comerciales, lo que lo convierte en el mercado más moderno y de mayor  calidad de la ciudad y entre los mejores del mundo.  

En este sentido, está llamado a convertirse en referente del  comercio tradicional en la capital hispalense no sólo por la calidad  de la prestación del servicio, sino por el valor añadido que supone  su ubicación en la plaza 1 de un conjunto arquitectónico único en el  mundo como es Metropol Parasol, que incluye el futuro Anticuarium,  actualmente en construcción, que albergará los restos arqueológicos  más importantes de la ciudad.

El nuevo mercado de la Encarnación, en el que se han invertido 4,4  millones de euros, cuenta con 39 puestos con 19,23 metros cuadrados  cada uno de superficie útil --en un principio se preveían sólo 16  metros cuadrados, pero la optimización del espacio ha permitido  ampliar la superficie de los puestos--. Para el cerramiento del  mercado se ha utilizado un muro cortina de aluminio lacado, con tres  puertas de acceso desde las calles colindantes.

DISTRIBUCION POR ISLAS

La distribución de los puestos se ha hecho mediante islas  cuadradas cuádruples para carnicería, ultramarinos, pescadería y  frutas. Hay dos islas dobles para cafetería y congelados y una exenta  para una joyería. El reparto de los puestos se realizó mediante un  sorteo ante notario, para garantizar la total transparencia y  claridad del proceso de asignación.

El nuevo mercado de la Encarnación cuenta con zonas comunes en el  sótano para carga y descarga, oficina para la cooperativa del  mercado, tres grandes cámaras frigoríficas (frutería, carnicería y  pescadería), una sala de almacén de envases y una sala para la  preparación de alimentos. En el sótano se dispone asimismo de  vestuarios y cuartos de baño con duchas incorporadas. La comunicación  con el mercado situado en la planta superior se  efectúa, además de  por escaleras interiores, por medio de dos montacargas.

En la planta del mercado se dispone también de una sala  refrigerada para las basuras y cuartos de baño para los usuarios del  mercado. Cada puesto de mercado está equipado con una cámara de  almacenaje y con vitrinas de exposición y conservación de los  productos, variando el equipamiento de cada unidad en función del  tipo de gremio.

  • 1